La estrella pop Rihanna y el príncipe Harry se ofrecieron voluntariamente para las pruebas del HIV en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Ambos se tomaron la prueba en Bridgetown, capital de la isla de Barbados.

La cantante bromeó que la prueba era "fácil" después de que Harry le advirtiera que sería dolorosa. Tanto Rihanna como el hijo de Lady Di supieron que el resultado era negativo tras una espera de 20 minutos.

Es la segunda vez que el nieto de la reina Isabel II se realiza este prueba de forma pública. Con este accionar, Harry quiere demostrar la sencillez del procedimiento e instar a las personas a realizarse uno periódicamente.

El monarca,  de 32 años, persuadió a la intérprete, de 28, para que haga el test en público con él durante un encuentro el día anterior en un concierto para celebrar el aniversario de la independencia de Barbados. 

Rihanna y el príncipe Harry durante un evento el miércoles en Barbados (Reuters)
Rihanna y el príncipe Harry durante un evento el miércoles en Barbados (Reuters)

La cantante y el príncipe Harry se hicieron presentes en un evento que se llevó a cabo en el estadio de críquet Kensington Oval, cerca de Bridgetown.

Harry ofreció un discurso y luego la artista interpretó el himno nacional del país acompañada de un coro de niños ante más de 20 mil personas. 

LEA MÁS: