La presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Laura Boldrini
La presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Laura Boldrini

En el pasado Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, la Presidenta de la Cámara de Diputados de Italia, Laura Boldrini, decidió tomar una posición fuerte en contra del sexismo que muchas veces golpea a las mujeres en Internet.

Boldrini decidió hacer públicos los nombres de quienes la persiguieron en Internet, publicando en su página de Facebook una selección de los insultos que recibió desde que ocupa su cargo, con el nombre y el apellido de los hombres que la insultaron.

El mensaje de Boldrini es el siguiente:

"En el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer quisiera llevar a su atención un fenómeno cada vez más frecuente e inaceptable: el uso en las redes sociales de vulgaridades, de expresiones violentas y amenazas, casi siempre con un trasfondo sexual.

Seleccioné y les muestro sólo algunos mensajes entre los más insultantes recibidos en el último mes.

Decidí hacerlo también a nombre de quienes pasan por la misma realidad, pero no se animan a hacerla pública y la padecen en silencio. Decidí hacerlo porque demasiadas mujeres renuncian a las redes sociales con tal de no someterse a tanta violencia. Decidí hacerlo porque quien se expresa de manera tan escuálida e indecente tiene que ser conocido y asumir la responsabilidad.

Lean estos comentarios y díganme: ¿esta puede decirse libertad de expresión?"

Entre los comentarios pasteados por Boldrini se pueden leen frases de una vulgaridad y violencia descomunales.

En algunos de los más "suaves" se acusa a la política italiana -quien antes de su actual cargo fue vocera del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para el Sur de Europa- de ser una prostituta, en otros le dicen "terrorista"; como si los insultos sexistas no fueran suficiente, la mayoría de los comentarios también le desean la muerte.

(Facebook/Laura Boldrini)
(Facebook/Laura Boldrini)

No es la primera vez que Boldrini publica los insultos que recibió; algunos incluso le llegaron de parte de otros políticos italianos, como el líder del partido de la Liga Norte, Matteo Salvini, quien una vez la comparó con una muñeca hinchable, o Beppe Grillo quien le pidió a sus seguidores que contaran qué hubieran hecho si hubiesen estado solos en el auto con la presidente de la Cámara, desatando -una vez más- cientos de insultos sexistas.

LEA MÁS: