El escorbuto afectaba en especial a los hombres y mujeres que pasaban largos períodos de tiempo en el mar lejos de alimentos frescos (AP)
El escorbuto afectaba en especial a los hombres y mujeres que pasaban largos períodos de tiempo en el mar lejos de alimentos frescos (AP)

El escorbuto, enfermedad históricamente asociada con los marineros que realizaban largos viajes, está reapareciendo en Australia a causa de dietas poco variadas, según responsables de la salud.

Causada por una deficiencia de vitamina C, era común y a menudo fatal para las personas privadas de frutas y legumbres frescas en aquellos viajes de un pasado remoto.

Considerado una rareza desde entrado el siglo XX, el escorbuto está reapareciendo de la mano de malos hábitos alimentarios, indicó Jenny Gunton, que dirige el Centro de Diabetes, Obesidad y Endocrinología del Instituto Westmead de Sídney.

Detectó el mal tras atender a varios pacientes con heridas que no sanaban bien.

LEA MÁS:

"Cuando les pregunté acerca de su dieta, una persona me dijo que no comía nada o casi de fruta o verduras, mientras que el resto sí las consumía en cantidades apropiadas, pero las cocía excesivamente, lo cual destruye la vitamina C", explicó. "Eso demuestra que alguien puede ingerir muchas calorías pero no recibir suficientes nutrientes".

El diagnóstico de escorbuto a 12 pacientes se basó en síntomas y exámenes de sangre. Todos se curaron con una simple ingesta de vitamina C.

La carencia de vitamina C puede conducir a una formación deficiente del colágeno y tejidos conjuntivos, causando hematomas, encías sangrantes y manchas rojizas en la piel, dolor en las articulaciones y dificultad para cicatrizar.

El mal tiene su origen en la falta de Vitamina C por poco o nada de consumo de frutas y verduras frescas (AFP)
El mal tiene su origen en la falta de Vitamina C por poco o nada de consumo de frutas y verduras frescas (AFP)

Entre los alimentos que evitan el escorbuto figuran entre otros naranjas, fresas, brócoli y pomelos, pero cocerlos excesivamente puede destruir sus nutrientes.

"El cuerpo humano no puede sintetizar la vitamina C, por eso debemos ingerir alimentos que la contengan", dij oGunton.

Hoy en día las autoridades sanitarias no hacen tests de diagnóstico del escorbuto y Gunton aconseja a los médicos tomar en cuenta este problema potencial, especialmente en pacientes con diabetes.

"Sobre todo sus pacientes presentan úlceras que no sanan, facilidad para tener moretones y encías sangrantes sin causa evidente", señala.

Informes anteriores sugieren que el problema no se limita a Australia y que fue detectado en otros países desarrollados como por ejemplo Gran Bretaña.

Con información de AFP

LEA MÁS: