Julian Assange lleva más de cuatro años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres (AP)
Julian Assange lleva más de cuatro años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres (AP)

Presiones del gobierno de EEUU jugaron un papel importante en la decisión de Ecuador de bloquear el acceso a internet al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada en Londres, informaron funcionarios estadounidenses a la cadena NBC News.

"Fue algo así como una orden de desalojo", dijo un alto funcionario de inteligencia.

El gobierno de Rafael Correa anunció el martes que había cortado internet en la embajada donde se encuentra refugiado el creador del grupo de hackers WikiLeaks. Una fuente familiarizada con la situación dijo que la gestión ecuatoriana se ha frustrado con Assange y está considerando la mejor manera de proceder para desligarse del periodista australiano.

La acción se produjo luego de que funcionarios estadounidenses llegaran a la conclusión de que Assange está involucrado en una operación de inteligencia de Rusia para influir en las elecciones presidenciales de EEUU, según advirtió NBC News.

Los funcionarios de inteligencia estadounidenses creen que Assange está recibiendo información del Kremlin, aunque no creen que él esté involucrado en ayudar a planificar los ataques de hackers.

"La opinión general es que es un participante destacado en el esquema de Rusia, pero no un conspirador activo. Ellos simplemente se dieron cuenta de que lo podían usar", señaló un alto funcionario de inteligencia.

WikiLeaks ha estado publicando correos electrónicos privados del asesor de Hillary Clinton John Podesta y de otros funcionarios del Partido Demócratas en EEUU, en plena campaña electoral por la presidencia de EEUU.

Julian Assange (Reuters)
Julian Assange (Reuters)

El Departamento de Estado asegura que no presionó a Ecuador para que bloquee las comunicaciones de Assange. "Mientras nuestras preocupaciones acerca de WikiLeaks son de larga data, cualquier sugerencia de que el secretario (John) Kerry esté dispuesto a cerrar WikiLeaks es falsa", señaló John Kirby, el vocero del Departamento de Estado, en un comunicado.

Sin embargo, los funcionarios de inteligencia que hablaron con NBC afirman que se transmitió un mensaje a Ecuador sobre que debería dejar de permitir que Assange colabore con los servicios de inteligencia rusos y que Ecuador, aunque está dirigido por un gobierno de izquierda antiestadounidense, aceptó el pedido.