El canciller Lavrov habló ante la ONU en representación del gobierno ruso (AFP)
El canciller Lavrov habló ante la ONU en representación del gobierno ruso (AFP)

El canciller ruso, Serguei Lavrov, urgió este viernes a mantener vivos los acuerdos alcanzados entre su país y Estados Unidos sobre Siria y subrayó la necesidad de "separar" a los grupos terroristas de la oposición moderada para que un alto el fuego pueda tener éxito.

"Ahora es esencial evitar la destrucción de estos acuerdos", dijo Lavrov, que reconoció que el reciente bombardeo de la coalición antiterrorista sobre tropas sirias y el ataque registrado contra un convoy humanitario "socavan" esos entendimientos.

Lavrov considera que "no hay otra alternativa" que el proceso conducido por Moscú y Washington.

El jefe de la diplomacia rusa insistió ante la Asamblea General de la ONU en que es fundamental separar a los combatientes de grupos como el Estado Islámico (ISIS) y el Frente al Nusra de otros grupos opositores, y recordó que EEUU tiene la principal responsabilidad en ese ámbito.

"Ha llegado la hora de aprender las lecciones y no dejar que Siria avance hacia la catástrofe", afirmó.

La fuerza aérea rusa condujo ataques sobre posiciones rebeldes en apoyo del régimen de Al Assad (Reuters)
La fuerza aérea rusa condujo ataques sobre posiciones rebeldes en apoyo del régimen de Al Assad (Reuters)

LEA MÁS:

"Esta es una condición esencial para reforzar el régimen de cese de hostilidades", dijo Lavrov, que recordó que ese punto forma parte del acuerdo alcanzado con Washington en Ginebra para impulsar el alto el fuego. "La crisis siria no se resolverá y la lamentable situación humanitaria no se corregirá sin suprimir al ISIS, Al Nusra y sus grupos extremistas aliados", insistió.

El responsable ruso intervino en Naciones Unidas tras reunirse con su homólogo estadounidense, John Kerry, para tratar los últimos acontecimientos en Siria. La cita, según dijo a EFE un funcionario estadounidense, fue "constructiva", pero de ella no salió ninguna iniciativa nueva.

EEUU ha exigido a Rusia nuevas propuestas para tratar de revivir el alto el fuego, incluido un compromiso para que no haya aviones que sobrevuelen zonas clave controladas por la oposición, con el fin de detener los bombardeos por parte del régimen sirio.

Frente a ese llamamiento, Lavrov dijo hoy que cualquier "medida especial" que vaya más allá de lo ya acordado en Ginebra "no tiene sentido" mientras no se comience esa separación de los terroristas y la oposición moderada. "Los estadounidenses no parecen muy abiertos a un trabajo diario" en ese sentido, lamentó el ministro ruso en una conferencia de prensa.

Con información de EFE