Las hermanas María Luisa y Catalina Camacho vivieron una larga vida juntas en el pueblo de San Martín Hidalgo, Jalisco, México. La primera tenía 89 años y la segunda 84. Pero el último domingo algo pasó y las dos se enfrascaron en una pela con cuchillos que las llevó a la tumba.

María Luisa y Catalina vivían con una tercera hermana, que en el momento de la riña había salido a comprar alimentos. El hecho sorprendió a todos porque, en un pueblo de apenas 8.000 habitantes en el que la mayoría vive de la agricultura, era bien sabido que las hermanas se llevaban bien y eran muy unidas.


Aquí vivían las hermanas Camacho, en San Martín Hidalgo

Pero esa tarde fatal, según relató en entrevista el fiscal regional, Fausto Mancilla, Catalina sufrió una especie de alucinación que la llevó a atacar con un cuchillo a su hermana, que para defenderse tomó otro cuchillo.

María Luisa falleció en su domicilio. Catalina fue trasladada al hospital con otro cuchillo clavado en el cuello. Alcanzó a relatar a un paramédico que "una persona de blanco" se le "acercó" y le dijo que debía matar a su hermana porque "era mala".

Así llegó Catalina al hospital
Así llegó Catalina al hospital

"Esto lo tenemos documentado en registros. Es lo que mencionó un paramédico. Fue una agresión entre ellas", dijo Mancilla.

A pesar de que Catalina fue trasladada luego a un hospital de primer nivel en la ciudad de Guadalajara, capital de Jalisco, falleció este miércoles, a las pocas horas de su ingreso.

La Fiscalía sigue investigando.

LEA MÁS: