Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca
Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca

El cambio de la camiseta de seleccionado por la de alcalde de Cuernavaca no le ha funcionado del todo bien al goleador mexicano Cuauhtémoc Blanco. Sus ya conocidas diferencias con el gobernador de Morelos —el partido que lo postuló— y los regidores de su municipio lo ponen otra vez contra las cuerdas y en medio del segundo intento para retirarlo del cargo en 15 meses de mandato.

El futbolista, que para evitar su destitución ha sido amparado por jueces y diputados federales, ahora está en medio de un fuego cruzado entre acusaciones que lo señalan de haber presuntamente ordenado el asesinato de un empresario y la intención de su cabildo (representantes municipales de todos los partidos) de quitarlo del puesto nuevamente argumentado que tomó vacaciones sin notificarlo, tal y como lo establece la Ley Orgánica Municipal.

Y es que "El Cuau", como lo conoce la afición, va de polémica en polémica. Al tiempo que en medios de comunicación aparecían imágenes suyas de vacaciones en un partido de los Cachorros de Chicago de la Major League Baseball, un detenido declaraba en México que el goleador y otra persona lo habían contratado para asesinar al empresario Juan García, concesionario de la Feria Cuernavaca 2017, el pasado 6 de abril.

Versiones de una supuesta orden de aprehensión en su contra y los reclamos del cabildo lo obligaron a postear en sus redes sociales un video en el que asegura que no se esconde y que está trabajando.

"No me escondo de la Justicia… van a seguirme fastidiando, pero como siempre, me voy a defender", afirmó en el video grabado en su despacho de la Alcaldía.

Reiteró que detrás de las acusaciones y ataques en su contra están el gobernador de Morelos, el izquierdista Graco Ramírez Garrido Abreu, y su hijastro Rodrigo Gayosso, quienes, afirma, le tienen miedo porque es un serio contrincante para Gayosso en la pelea por la gubernatura que se disputa en 2018.

"Es tanta su 'aferración' en quererme destituir, no sé por qué. Ya involucrarme en un homicidio y con los criminales es algo fuerte, no sé hasta dónde el gobernador y su hijo van a llegar. Y van a seguir fastidiándome hasta poder destituirme. Pero como siempre, me voy a seguir defendiendo", afirmó Blanco.

Solo vs. Cuernavaca

Blanco se enfrenta ahora a otro viejo enemigo, los regidores del cabildo en los que se supone que se debe apoyar para gobernar el municipio.

Sus vacaciones no pasaron desapercibidas y ahora es el nuevo pretexto para pedir un juicio de procedencia en su contra, con lo que podría ser sujeto al proceso judicial por el asesinato del empresario.

Los regidores acusan al alcalde de abandonar el municipio en un momento en el que la inseguridad y la falta de servicios son cada vez más perceptibles, pero también en medio de la polémica por las acusaciones en su contra.

Cuernavaca es un referente para el turismo nacional e internacional, que la conoce como la "ciudad de la eterna primavera", por lo que resaltaron la necesidad de que el alcalde esté ahí.

Rafael Domínguez, regidor del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reconoció que desde que se inició la administración de Blanco "se ha dado una especie de divorcio" y le recomendó que atienda las necesidades del municipio para que después tenga tiempo de hacer otros viajes.

"Así como yo, muchos de mis compañeros regidores no salimos de vacaciones y estamos al pendiente", expresó.

Jorge Miguel Dada, regidor por Movimiento Ciudadano (MC), consideró que si el alcalde no puede atender la responsabilidad, es mejor que pida licencia, pues ante la falta de diálogo y sus ausencias, no ha sido posible hasta ahora generar un plan de acción.

Cuahtémoc Blanco, en su época de jugador de la selección nacional de México
Cuahtémoc Blanco, en su época de jugador de la selección nacional de México

La ley municipal estipula que para ausentarse del cargo, el alcalde tiene que comunicarlo al Cabildo. Pero en el caso de Blanco, afirman que se fue a Chicago sin avisarle a nadie, por lo que si no justifica que su ausencia de 7 días estuvo relacionada con asuntos oficiales, se pedirá un juicio de procedencia que puede terminar en su destitución.

Este juicio se conoce como el desafuero de un servidor público, que no es otra cosa más que la eliminación de esa inmunidad cuando se encuentra desempeñando un cargo público; es decir que si existe alguna acción judicial derivada del caso del empresario asesinado, Blanco podría ser detenido.

Cuauhtémoc Blanco, al llegar a sus oficinas este martes (Imágenes: Kukulcán Acuña)

Los regidores pueden solicitar al Congreso del estado el desafuero de Blanco si la mitad mas uno está de acuerdo, y en este sentido, el ex mundialista no la tiene fácil, pues de los 15 regidores sólo uno pertenece a su partido político —Encuentro Social (PES)—. La fracción mayoritaria es del Partido Social Demócrata (PSD), el que lo postuló a la Alcaldía, y a el que luego de tener diferencias renunció y se fue al PES.

Este martes, al llegar a sus oficinas, en accidentadas declaraciones a los medios de comunicación, "El Cuau" afirmó que las acusaciones en su contra lejos de cansarlo, lo impulsan.

LEA MÁS: