Los colegios electorales de Kenia abrieron este martes por la mañana con largas colas de votantes que esperaban para elegir al que será su presidente durante los próximos cinco años en una votación marcada por la tensión y el miedo a que se repita la violencia post electoral de 2007.

Miembros de la tribu Masai esperan para votar en una escuela primeria (AP)

Miembros de la tribu Masai esperan para votar en una escuela primeria (AP)

Un guerrero samburu sale de un centro de votación tras ejercer su derecho (AFP)

Un guerrero samburu sale de un centro de votación tras ejercer su derecho (AFP)

Este año, los electores deben autentificar su identidad y su registro mediante un lector digital de huellas que en muchos casos requiere de varios intentos para certificar la legalidad del votante

Este año, los electores deben autentificar su identidad y su registro mediante un lector digital de huellas que en muchos casos requiere de varios intentos para certificar la legalidad del votante

En los sondeos aparecen igualados los dos principales candidatos, el actual presidente, Uhuru Kenyatta, y su viejo rival, Raila Odinga, que se enfrentarán en las urnas tras una campaña electoral en la que se han cruzado acusaciones de amaño e incitación a la violencia.

Votantes analfabetos de la tribu Masai esperan a ser asistidos por voluntarios, a 130 kilómetros al sur de Nairobi(AP)

Votantes analfabetos de la tribu Masai esperan a ser asistidos por voluntarios, a 130 kilómetros al sur de Nairobi(AP)

El nuevo sistema de identificación biométrica implementado para las elecciones generales de Kenia está ralentizando la votación y provocando largas colas en numerosos colegios electorales, donde los ciudadanos aguardan durante horas para poder depositar su papeleta.

"Es un proceso lento y además está teniendo algunos fallos, pedimos a la gente que tenga paciencia", dijo a EFE Adbullahi Boru, uno de los observadores internacionales que cotejan el proceso en el barrio chabolista de Kibera, donde viven cerca de un millón de personas.

El presidente Uhuru Kenyatta deposita su voto, acompañado de su esposa Margaret

El presidente Uhuru Kenyatta deposita su voto, acompañado de su esposa Margaret

El líder opositor Raila Odinga vota en el barrio Kibera, de la capital Nairobi. Los pronósticos arrojan un resultado reñido

El líder opositor Raila Odinga vota en el barrio Kibera, de la capital Nairobi. Los pronósticos arrojan un resultado reñido

Miembros de la tribu Samburu esperan en Baragoy (Reuters)

Miembros de la tribu Samburu esperan en Baragoy (Reuters)

Una mujer carga a su bebé al depositar su voto. Reportes de prensa informaron que una joven dio a luz mientras esperaba en las filas

Una mujer carga a su bebé al depositar su voto. Reportes de prensa informaron que una joven dio a luz mientras esperaba en las filas

Los casi 41.000 colegios electorales recibirán los votos de los 19,6 millones de kenianos registrados, de los que un 51% son menores de 35 años.

Aparte de las estrictas medidas de seguridad desplegadas por todo el país, la Comisión Electoral keniana (IEBC, siglas en inglés) pidió a los votantes que mantuviesen su voto en secreto y que se alejaran como mínimo a 400 metros de los centros de votación tras depositar las papeletas en las urnas.

Presos de la cárcel de Kisumu, de máxima seguridad, hacen fila para participar en las elecciones

Presos de la cárcel de Kisumu, de máxima seguridad, hacen fila para participar en las elecciones

Si funciona el sistema de transmisión electrónica de votos implantado por la IEBC, los resultados podrían empezar a conocerse a medianoche, aunque algo menos de un tercio de los colegios electorales no tenían una cobertura móvil adecuada, algo que podría provocar "retrasos relativos".

(Fotos: AFP, AP, Reuters)

(Fotos: AFP, AP, Reuters)