Ya son casi 250.000 civiles los que huyeron a los campos montados a las afueras de Mosul para evitar quedar en medio de los intensos combates entre las fuerzas iraquíes y los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Los refugiados reciben comida en los campamentos (AFP)

Los refugiados reciben comida en los campamentos (AFP)

Destrucción, escombros y caos. Ese es el triste panorama que se vive en las calles de la ciudad, la segunda más importante del país y último bastión de los yihadistas.

Los desplazados también reciben servicios de higiene personal (Gentileza Polaris)

Los desplazados también reciben servicios de higiene personal (Gentileza Polaris)

A las afueras de Mosul se montaron unos campamentos para recibir a los refugiados.

Allí se les provee comida, refugio, mantas, colchones de espuma y asistencia médica.

Más de 250.000 personas huyeron de Mosul (AFP)

Más de 250.000 personas huyeron de Mosul (AFP)

Aunque están lejos de sus hogares, en esos refugios pueden, al menos, acceder a higiene personal, y los padres mantener seguros y sanos a sus hijos.

Los refugiados son provistos de mantas para enfrentar el frío (AFP)

Los refugiados son provistos de mantas para enfrentar el frío (AFP)

Desde octubre de 2016, mes en el que comenzó la ofensiva de las tropas iraquíes sobre ISIS, cerca de 255.000 civiles huyeron de Mosul. A esa cifra hay que sumar más de 100.000 desde que arrancó la campaña militar en el oeste de la ciudad el pasado 19 de febrero.

En las últimas semanas aumentó significativamente el número de desplazados (AP)

En las últimas semanas aumentó significativamente el número de desplazados (AP)

La última semana, se pudo observar el mayor nivel de desplazamiento, según consigna Daily Mail.

Entre el 12 y 15 de marzo cerca de 32.000 personas fueron expulsadas de sus hogares.

Gran parte de los refugiados deben caminar varios kilómetros para huir de los combates (AP)

Gran parte de los refugiados deben caminar varios kilómetros para huir de los combates (AP)

Muchos caminan varios kilómetros cargando objetos personales y en algunos casos a sus hijos.

Un militar iraquí carga a un niño herido (AP)

Un militar iraquí carga a un niño herido (AP)

No obstante, otros cientos de miles aún se encuentran dentro de la zona de peligro, mientras las fuerzas iraquíes intensifican su avance sobre ISIS.

LEA MÁS: