Donald Trump (Reuters)
Donald Trump (Reuters)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aclaró este jueves que aún no ha alcanzado un acuerdo con la oposición demócrata con respecto al reemplazo del programa DACA (Acción Diferida para Llegados en la Infancia), cuyo anunciado fin programado en seis meses le puso presión al Congreso para aprobar un reemplazo que proteja a los "dreamers", los inmigrantes que ingresaron al país como menores de edad.

Los líderes demócratas indicaron que habían logrado dejar fuera de la mesa la posibilidad de financiar el muro entre EEUU y México, aunque el presidente resaltó que estaba pendiente una "masiva seguridad en la frontera" en intercambio por su consentimiento, y defendió la construcción de la estructura.

"No hubo un acuerdo anoche por el DACA. Se debería aceptar una masiva seguridad en la frontera para (lograr) el consentimiento. Quedaría sujeto a votación", escribió. Posteriormente, agregó: "El muro, que ya está en obra en forma de renovación de las rejas y muros existentes, continuará su construcción", agregó.

No obstante, también hizo una defensa de los más de 800 mil "dreamers" que se han beneficiado del programa impulsado por Barack Obama.

"¿Alguien realmente quiere expulsar a jóvenes buenos, educados y exitosos que tienen trabajos, algunos sirviendo en las Fuerzas Armadas? ¡Realmente! Ellos han estados en nuestro país por muchos años sin culpa, traídos por sus padres a una corta edad. Más seguridad fronteriza", apuntó.

Trump puso fin la semana pasada al programa, pero la suspensión no se hará efectiva hasta dentro de seis meses para forzar al Congreso a encontrar una alternativa.  "Acordamos consagrar rápidamente las protecciones de DACA en una ley", afirmaron la noche del miércoles los líderes demócratas en el Senado, Chuck Schumer, y en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Además, agregaron que habían aceptado negociar un paquete presupuestario para financiar la seguridad fronteriza que "sea aceptable para las dos partes".

LEA MÁS: