Una conductora de Uber recibió una multa de 250 dólares en Miami por no hablar inglés correctamente, informó el canal Telemundo, que publicó un video grabado por la propia mujer con su teléfono en el momento en el que era cuestionada por el inspector de tráfico.

Carmen Echevarría contó que una agente de seguridad del Aeropuerto Internacional de Miami se dirigió a ella cuando dejaba a dos pasajeros.

"Le dije 'lo siento', entonces ella llamó al inspector que también me confrontó y me dijo que para ser un conductor de Uber necesitaba hablar inglés", declaró la conductora que desde hace 18 años vive en Estados Unidos, pero que nunca logró perfeccionar el idioma.

“Me sentí discriminada”, dijo Echeverría (Foto: Cortesía Telemundo)
“Me sentí discriminada”, dijo Echeverría (Foto: Cortesía Telemundo)

Echeverría respondió que no entendía lo que decía y la guardia de seguridad llamó a un inspector de tráfico. Éste alegó que una reciente ordenanza del condado de Miami-Dade exige que quienes se dedican a transportar personas tienen que poder comunicarse en inglés.

Portavoces de Uber señalaron que la nueva ordenanza de transporte del condado entra en vigor el 1 de julio y no establece que los conductores tengan que hablar inglés, por lo que investiga lo ocurrido con Echeverría.

En mayo de 2016, Miami-Dade emitió un memorándum con reglas para los conductores de la red de transporte, y uno de los requisitos supuestamente es la capacidad de comunicarse en inglés.

El portavoz de Uber aclaró la compañía pagará la multa de la conductora
El portavoz de Uber aclaró la compañía pagará la multa de la conductora

El pasado mes de mayo, el gobernador de la Florida Rick Scott, firmó la ley CS / HB 221, que anula en todo el estado la condición de hablar inglés, especificando además los requisitos de seguro y chequeo de antecedentes para las compañías de viajes compartidos.

Javi Correoso, portavoz de Uber, envió una declaración donde precisa que la compañía está "orgullosa de la diversidad de los conductores en el mercado del sur de la Florida". Y hasta que las regulaciones estatales no entren en vigencia el próximo 1 de julio, se pide a todos los conductores del estado que se acojan a las regulaciones locales.

LEA MÁS: