Donald Trump y el ex jefe del FBI James Comey, al que destituyó recientemente
Donald Trump y el ex jefe del FBI James Comey, al que destituyó recientemente

El diario estadounidense The New York Times reportó este viernes que el presidente Donald Trump dijo a diplomáticos rusos que despedir al director del FBI había aliviado "una gran presión" sobre él.

El periódico cita una transcripción de la Casa Blanca sobre la reunión en la Oficina Oval y dice que un funcionario le confirmó algunas citas textuales y otro había confirmado el contexto de la discusión.

El artículo del Times cita a Trump describiendo al director del FBI, James Comey, como "loco" y "un verdadero demente". Señala que el presidente le dijo al ministro de Relaciones Exteriores del Kremlin, Sergei Lavrov, y al embajador ruso que "enfrentó una gran presión por la situación con Rusia".

Trump se reunió con los rusos el 10 de mayo, el día después de echar a Comey. "Acabo de despedir al director del FBI. Era un loco, un verdadero demente", les dijo, según el comunicado leído por una autoridad de la Casa Blanca. "Me enfrenté a una gran presión por lo de Rusia. Eso se acabó. Ya no estoy bajo investigación", habría agregado el mandatario.

(AP)
(AP)

James Comey fue cesado por Trump el 9 de mayo, una decisión que generó muchas críticas porque el FBI y el Departamento de Justicia están investigando los nexos que los responsables de la campaña electoral de Trump tenían con el Gobierno de Rusia y su posible confabulación para perjudicar a su rival, Hillary Clinton.

La conversación de Trump y Lavrov, un día después de que fuera cesado Comey, refuerza la idea de que el gobernante decidió reemplazar al titular del FBI por las investigaciones sobre estos nexos que se estaban llevando a cabo, según el Times.

Inicialmente, Trump justificó el cese de Comey en el papel del ex director en las investigaciones que había realizado el FBI por el polémico uso de correos electrónicos desde un servidor privado por parte de la ex candidata presidencial demócrata Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado. Poco después de esa versión oficial, Trump dijo públicamente que había prescindido de Comey al considerar que era un "fanfarrón" y que el FBI era "un descontrol" desde hacía un tiempo.

Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca
Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, aunque no desmintió el relato de la reunión con los diplomáticos rusos, dijo que las actuaciones de Comey habían puesto una presión innecesaria en la capacidad de Trump para contar con Rusia en temas como Siria, Ucrania y el Estado Islámico (ISIS).

Según Spicer, Comey estaba "politizando" la investigación sobre el papel de Rusia en la campaña electoral.

El vocero dijo que la salida de Comey no significa que se paralice la investigación, aunque señaló que la revelación de "conversaciones privadas y altamente secretas" socava la seguridad nacional.

LEA MÁS: