Mark Meadows, líder del House Freedom Caucus (Getty)
Mark Meadows, líder del House Freedom Caucus (Getty)

House Freedom Caucus, el sector conservador republicano que bloqueó la propuesta sanitaria original de Donald Trump, han decidido respaldar el proyecto de ley tras nuevas revisiones.

En su sitio web oficial, el líder de la facción conservadora, Mark Meadows, emitió el siguiente comunicado:

"En los últimos meses, los conservadores de la Cámara de Representantes han trabajado incansablemente para mejorar la Ley de Atención Sanitaria Estadounidense (AHCA, por sus siglas en inglés) para que sea mejor para el pueblo estadounidense. House Freedom Caucus ha tomado una postura oficial en apoyo de la propuesta actual.

La enmienda MacArthur otorgará a los estados la capacidad de revocar los aspectos de Obamacare conducentes a mayores costos dejados en su lugar bajo la AHCA original. Si bien la versión revisada todavía no deroga completamente a Obamacare, estamos preparados para apoyarla para mantener nuestra promesa al pueblo estadounidense de reducir los costos de la atención médica. Esperamos trabajar con nuestros colegas del Senado para mejorar el proyecto de ley. Nuestro trabajo continuará hasta que revoquemos completamente a Obamacare".

Tom MacArthur, líder del Tuesday Group (Getty)
Tom MacArthur, líder del Tuesday Group (Getty)

Bajo la enmienda MacArthur, diseñada por el líder del sector moderado republicano Tuesday Group, Tom MacArthur, los estados podrán eludir el sistema de clasificación de la comunidad de Obamacare que no permite a las aseguradoras médicas cobrar distintas tasas a sus pacientes saludables que a sus pacientes enfermos. Las aseguradoras tampoco estarán obligados a cubrir ciertos servicios básicos como el cuidado maternal y podrán cobrarle a sus pacientes viejos más del triple que a los jóvenes.

Pese a darle nueva vida a la reforma sanitaria de Trump, aún quedan varios pasos por delante que podrían obstruir su aprobación. En primer lugar, los republicanos deben conseguir el apoyo de sus miembros moderados que no pertenecen al Freedom Caucus y que tampoco apoyaron la ley original. 

Charlie Dent, otro líder del Tuesday Group, dijo ayer que aquellos miembros en su organización que anteriormente no apoyaron la reforma original "continúan en contra" de la medida. Además, reprochó a los conservadores por avanzar con la revisiones:

"Esto es simplemente cuestión de redirigir la culpa y salvarse el pellejo" de un proyecto de ley que no va a ir a ningún lado, dijo.

Además, la propuesta aún debe pasar por el Senado, donde enfrenta mucha oposición y seguramente sea sometido a revisiones más rigurosas.

LEA MÁS: