Iba a ser la foto de sus vacaciones. Estaba a centímetros del delfín, que jugaba y nadaba ante la cámara.

Sin embargo, sin que pudiera evitarlo, el animal le sacó el iPad y se lo tiró al agua. Aunque la mujer tuvo la rapidez suficiente para recuperarlo, su disgusto era notorio.

"Como pueden ver, los delfines pueden tomar sus objetos", dijo con humor el locutor que hablaba por los altoparlantes.

LEA MÁS:

El video del episodio, que ocurrió este domingo en el célebre SeaWorld Orlando, fue grabado por otro visitante, Kuadiel Gomez.

"Estaba muy angustiada. Trató de sacar el iPad del agua lo más rápido posible. No sé qué pasó. Parece que los delfines no querían que los tocaran ni que se les acercaran tanto", contó a Fox 13.