El entrenador serbio Vladimir Ivic sufrió un corte en la cabeza por el impacto de una lata de cerveza que le arrojaron durante el encuentro entre el Panathinaikos y el PAOK Salónica. 

El partido, correspondiente a la segunda jornada de las eliminatorias por la plaza de acceso a la Champions League, debió ser suspendido a raíz del grave incidente.

El preparador serbio cayó al suelo tras ser alcanzado, a los 54 minutos de partido, por una lata de cerveza lanzada desde la grada, cuando caminaba por la zona técnica. El impacto provocó una herida profunda en la cabeza de Ivic, como se puede comprobar en la fotografías difundidas por el PAOK Salónica a través de las redes sociales.

En el momento del incidente, el Panathinakos vencía por 1-0, gracias a un gol del sueco Marcus Berg a los nueve minutos, en un choque marcado por las expulsiones del portero local Odisseas Vlachodimos, que vio la tarjeta roja a los 20 minutos, y del jugador visitante Amr Warda, que vio la segunda cartulina amarilla en el complemento.

"Los seguidores golpearon en la cabeza a Vladan Ivic", anunció la cuenta oficial del PAOK, mientras que el propietario del club, Ivan Savvidis, avisó por medio de un comunicado que "los autores y los instigadores del acto de hoy serán perseguidos con todos los medios".

LEA MÁS: