El ex atleta publicó una foto en su instagram acusando a su hermano de violento
El ex atleta publicó una foto en su instagram acusando a su hermano de violento

Fue un año difícil para el ex campeón olímpico y mundial Grant Hackett. Después de declararse adicto al alcohol, el nadador se envolvió en una nueva situación polémica.

El deportista de 36 años quedó detenido por la policía después de sufrir una crisis nerviosa en la casa de sus padres, donde tuvo una fuerte discusión con su hermano Craig Hackett.

My brother comments to the media… but does anyone know he beat the shit out of me. Everyone knows he is an angry man.

A post shared by Grant Hackett (@grant__hackett) on

"Mi hermano habla con la prensa, pero nadie sabe que él me ha molido a palos. Todo el mundo sabe que él es un hombre enfadado", publicó el triple medallista olímpico en su cuenta de Instagram, junto a una foto de su rostro desfigurado. 

Mientras que Craig, el mayor de los dos, se defendió definiendo a Grant como "un peligro para sí mismo y para la comunidad", asegurando que su familia no podía ayudarle.

Un día después de publicar aquella foto, su familia volvió a llamar a la policía, pero esta vez, con motivo de su desaparición. "Está desaparecido. Está mentalmente trastornado y necesita ayuda urgentemente. Si alguien lo ha visto que se ponga en contacto con los medios de comunicación, con la policía o la familia Hackett", se lamentó su padre.

Varias horas más tarde Neville Hacket anunció su aparición: "Grant ha sido encontrado vivo y sobrio" y agregó que, "en realidad se está escondiendo porque está muy, muy avergonzado por todo esto".

La preocupación fue tal en la comunidad deportiva que hasta el Comité Olímpico Australiano (AOC) expresó su preocupación por el ex atleta: "Es un gran shock y una sorpresa. Estoy muy preocupado por él y su familia. Él es uno de los nuestros, es olímpico y uno de los más grandes", apuntó John Coates, presidente de la AOC.

Grant Hackett compitió hasta los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, mientras que en el 2014, se divorció de su mujer y comenzó con sus problemas con la adicción a los somníferos, que se sumaron al alcoholismo, con el que ya luchaba hace años.