Rolando López está detenido desde noviembre
Rolando López está detenido desde noviembre

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando López, quien guarda detención domiciliaria desde noviembre por temas extradeportivos, renunció este lunes al cargo y fue sustituido interinamente por su vicepresidente, informaron fuentes dirigenciales.

"Hemos determinado aceptar la decisión personal e irrevocable de la renuncia" de López, dijo a periodistas el vicepresidente Marco Peredo, que asumió el mando por espacio de 45 días hasta que se convoque a un congreso de la FBF para aprobar nuevos estatutos y elegir autoridades.

Peredo se hará cargo de la presidencia hasta las próximas elecciones
Peredo se hará cargo de la presidencia hasta las próximas elecciones

Peredo, quien fue elegido con 24 votos a favor y las abstenciones de los delegados de Bolívar y Wilstermann, aseguró: "Hemos actuado en consecuencia a los estatutos y es eso lo que la Conmebol ha recomendado".

López guarda detención domiciliaria desde noviembre, mientras la Justicia lo investiga por presuntos cobros irregulares en su condición de docente de una universidad pública. Está acusado por la fiscalía por los delitos de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado.

López, quien asumió el cargo en enero del año pasado en medio de la peor crisis del fútbol boliviano por la detención meses antes de su presidente Carlos Chávez -envuelto en las investigaciones por corrupción en la FIFA- es también acusado por clubes de supuestos desaciertos administrativos en la FBF.

(Con información de AFP)