La delegación del Chapecoense de Brasil a punto de abordar un avión de la empresa LAMIA
La delegación del Chapecoense de Brasil a punto de abordar un avión de la empresa LAMIA

Luego de la tragedia de Chapecoense, que puso de luto al fútbol mundial, el foco no solamente se posa sobre la aerolínea LAMIA, sino también sobre la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), ya que "recomendaba" la empresa a varios equipos y selecciones de fútbol de América Latina para sus traslados.

"La Conmebol tenía connivencia con LAMIA. Cotizaban más barato a los clubes. Era un negocio, montaron la empresa para eso. La Conmebol la recomienda y sugiere la compañía", denunció el piloto argentino Jorge Polanco en la emisora de radio local Late 93,1.

Algunos de los clientes fueron el propio Atlético Nacional (Colombia), que debía jugar la final de la Copa Sudamericana con el club brasileño, la selección de Venezuela, o clubes como The Strongest (Bolivia), Blooming (Bolivia), Oriente Petrolero (Bolivia), Real Potosí (Bolivia). Incluso la Selección Argentina subió a la aeronave que se estrelló en Medellín.

El avión de LAMIA se estrelló en Medellín y murieron 71 personas (AFP)

Ante las acusaciones, el jefe de prensa Miguel Ortiz salió al cruce en la emisora paraguaya AM 730. Dijo que "la Conmebol no tiene nada que ver con los vuelos de los clubes."

La flota de la firma de capital venezolano que opera desde Bolivia es extremadamente reducida: solamente posee dos aviones British-Aerospace BAe- Avro 146, con capacidad para hasta 90 pasajeros, ideales para trasladar delegaciones deportivas. Los charters de LAMIA eran económicamente muy convenientes para los clubes y combinados nacionales.

Las grabaciones de las cajas negras de la nave determinarán con exactitud las fallas técnicas que se produjeron en el accidente en el que murieron 71 personas. Sin embargo, los presuntos negocios de la Conmebol hacen que la entidad quede salpicada por la tragedia.