Dos policías y un agente de justicia se acercaron el pasado 2 de agosto al camión, que estaba aparcado en una gasolinera en Carambeí, estado de Paraná. Todo comenzó con un intercambio de palabras, pero súbitamente se salió de control.

El funcionario judicial le explicó que tenía una orden para incautar el vehículo en el marco de una investigación. El conductor trató de convencerlos de que desistieran, pero ante la negativa de las autoridades, sacó un arma y disparó.

Uno de los oficiales resultó herido en una mano y en el rostro, pero el otro llegó a reaccionar y le disparó en la pierna al camionero, que no pudo huir. El conductor fue trasladado a un hospital con custodia.

El policía baleado ya se recupera en su casa, y el camionero fue trasladado a prisión. Está siendo investigado para determinar sus motivaciones para reaccionar de esa manera.

LEA MÁS: