(Reuters)
(Reuters)

"Venezuela es un drama", afirmó este jueves el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien lamentó las muertes en las marchas de protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro.

"Sentimos una gran pena, un gran dolor por las muertes que están ocurriendo en Venezuela. Es realmente doloroso que esto suceda", expresó Vázquez en una entrevista al canal local VTV.

"Llamamos, con mucho respeto, a que sea el diálogo y no la confrontación, y la resolución pacífica de las controversias y no la violencia, los que resuelvan el problema de Venezuela", expresó el mandatario izquierdista uruguayo.

Precisamente, Uruguay estuvo este jueves en un grupo de nueve países latinoamericanos que lamentaron "la pérdida de más vidas" en las protestas contra Maduro y lo instaron a asegurar los derechos fundamentales y preservar la paz social.

Es la segunda declaración en la misma línea de los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Paraguay, Perú y Uruguay, que condenaron "enérgicamente la violencia que ha sido desencadenada en Venezuela" y pidieron al gobierno chavista que adopte "medidas para asegurar los derechos fundamentales y preservar la paz social".

Vázquez tuvo un fuerte encontronazo con Maduro, quien acusó al canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, de coordinar con el Departamento de Estado de Estados Unidos "agresiones contra Venezuela".

"Si no se rectifica está diciendo que no tiene pruebas para sostener lo que dijo, y si no tiene pruebas para sostener lo que dijo, lo que dijo es una mentira", disparó el mandatario Uruguayo.

Vázquez también respondió a las críticas de Maduro por no dialogar con él.

"No hablo desde noviembre con el gobierno de Venezuela", confesó Vázquez.

"No voy a hablar hasta tanto el embajador (venezolano en Uruguay, Julio Chirino) no vaya a la Cancillería", donde ha sido convocado por el canciller Nin Novoa.

Vázquez dijo que el embajador tiene que respetar a su canciller y sostuvo que su decisión es para "defender la seriedad, la responsabilidad, la imagen" de Uruguay.

"Nosotros no somos prepotentes", dijo en referencia a los dichos de las autoridades venezolanas sobre Uruguay. "Pero que nos quieran imponer determinadas cosas por la fuerza, a los uruguayos no nos gusta", concluyó.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: