La empresa dedicada a la eliminación de registros de navegación web, Net Index Eliminalia, publicó un nuevo informe en el que revela el notable incremento en las peticiones de clientes latinoamericanos para el borrado de datos relacionadas con la solicitud de prostitución en Rio de Janeiro durante los Juegos Olímpicos.

El ranking esta encabezado por México en cantidad de visitas web para solicitar servicios sexuales, con 331 peticiones de borrado de datos en las últimas semanas y lo que supone un aumento del 124% sobre las realizadas en su país de origen para el mismo periodo del año pasado.

Argentina ocupa el segundo puesto, con 189 solicitudes de eliminación (97% respecto 2015) de datos durante su estadía en Rio de Janeiro, el tercer puesto es para los locales, Brasil, con 124 peticiones (92%), el cuarto puesto es para Bolivia con 98 peticiones (80%) y el quinto es Colombia con 55 peticiones (77%).

La prostitución en Rio de Janeiro se incrementó por los Juegos Olímpicos(AFP)
La prostitución en Rio de Janeiro se incrementó por los Juegos Olímpicos(AFP)

Las solicitudes de prostitución incluyen pedidos a hombres, mujeres y transgéneros, en su mayoría los clientes son deportistas que quedaron eliminados durante las respectivas competencias, entrenadores, técnicos o personas asociadas a las distintas delegaciones. También periodistas y miembros oficiales de delegaciones que no desean ser mencionados en redes sociales brasileñas de comercio sexual.

Chile, Uruguay, Peru, Ecuador y Venezuela muestran un incremento por encima del 50% en peticiones para la eliminación de sus rastros digitales, mientras que la menor cantidad de solicitudes proviene de Nicaragua, Panama y Honduras.

El Net Index Eliminalia compara sus datos de tráfico de usuarios en las webs de sexo, escorts y bares de Río en los últimos treinta días entre el 21 de julio y el 21 de agosto de 2016 respecto al registrado en el mismo periodo de 2015 y esa información es cruzada con las solicitudes de borrado de datos que recibió la empresa en las últimas semanas en Latinoamérica.

Cientos de miles de personas de todo el mundo viajaron para participar y disfrutar de los espectáculos deportivos, y también personas que ejercen la prostitución en distintas regiones de Brasil se acercaron a la turística ciudad para ofrecer sus servicios a los visitantes.

La cuestión de la prostitución durante los Juegos Olímpicos de Rio se puso de manifiesto con antelación al conocerse que el Comité Organizador brasileño entregó a los 10.500 atletas y sus equipos técnicos un total de 450.000 preservativos, es decir, 42 condones a cada atleta, cifra que triplica los 15 que fueron distribuidos en los juegos celebrados en Londres en 2012. La medida se adoptó, además, para evitar la propagación del virus Zika por transmisión sexual.