Buscar en Infobae

Deportes sábado 04 de junio 2016

La historia detrás de la foto más emblemática de Muhammad Alí

El fotógrafo Neil Leifer tomó una de las imágenes más famosas del mundo deportivo en el siglo XX

sábado 04 de junio 201613:04
Neil Leifer tomó la famosa fotografía
Neil Leifer tomó la famosa fotografía Crédito:

Una de las fotos más conocidas de Muhammad Alí muestra a la leyenda del boxeo triunfante sobre su oponente, Sonny Liston, desvanecido en el cuadrilátero. El gran momento fue captado por el fotógrafo Neil Leifer para la revista Sports Illustrated y es, quizás, una de las fotos más representativas del deporte de este siglo.

"Yo estaba obviamente en el asiento indicado, pero lo importante es que no me lo perdí (el momento)", afirma Leifer, quien se encontraba en el ringside en la ciudad de Lewiston, estado de Maine, en Estados Unidos.

muhammad ali sonny liston SF.jpg
La fotografía fue tomada el 25 de mayo de 1965

La mítica fotografía fue tomada el 25 de mayo de 1965 y en ese entonces Alí tenía 23 años y ya era campeón de peso pesado. En la imagen se aprecia el momento en que el joven boxeador logra derribar a su rival de 34 años, Sonny Liston.

Sucedió en el minuto y 44 segundos del primer round, en el momento en que Liston cae al piso luego de un certero golpe de Alí en su mentón. Leifer disparó la foto y captó el momento en que el Muhammad le grita: "¡Levántate y sigue peleando!"

Neil Leifer 1920.jpg
Neil Liefer

Neil Liefer tiene 73 años, es fotógrafo y cineasta norteamericano y se dedicó en su juventud a la fotografía de eventos deportivos. Trabajó para diversas revistas.

En 1978, dejó la revista Sports Illustrated para ingresar en la famosa revista Time, donde produjo más de 40 tapas. Fotografió, entre otras personalidades, a Ronald Reagan, Geroge Bush, Jimmy Carter, Burt Reynolds, Clint Eastwood, Paul Newman, Mike Tyson y al papa Juan Pablo II.

La sólida fotografía tuvo una serie de aditivos que la hicieron perfecta, como las fuertes luces del ring sobre los boxeadores y las nubes del humo de los cigarros de los espectadores. Todo eso le dio una atmósfera única a un momento histórico del deporte mundial.

El campeón de peso pesado falleció en la madrugada de este sábado en la ciudad de Phoenix, Estados Unidos, tras haber sido hospitalizado por problemas respiratorios. El ex boxeador de 74 años sufría también de la enfermedad de Parkinson desde hacía 32 años cuando fue diagnosticado en 1984.

LEA MÁS:


Comentarios