Reuters 162
Reuters 162

En una de sus últimas decisiones con impacto, el ex juez federal Norberto Oyarbide procesó al ex vicepresidente Amado Boudou por el delito de aceptación de dádivas.

Lo hizo en una causa en la que el ex vicepresidente está imputado por haber usado un avión y un helicóptero de empresas privadas para asistir a un acto en la ciudad balnearia de Necochea.

Oyarbide, jubilado en la actualidad, había procesado a Boudou, al ex intendente de Necochea, Horacio Tellechea, y a los empresarios Nazareno Natale y Marcelo Scaramellini: el primero, como dueño de la empresa Alas del Fin del Mundo que proveyó el avión para el vuelo ida y vuelta desde Buenos Aires a Necochea. Y el segundo, como propietario del helicóptero y director de la empresa de obra pública Ecodyma en el que viajaron Boudou y el intendente desde Necochea al lugar donde se realizó el acto el 17 de diciembre de 2011. El fiscal Carlos Rívolo había solicitado el procesamiento del ex vicepresidente de la Nación.

Boudou había declarado en su indagatoria que del viaje en avión se encargó el área de Ceremonial del Senado y que la empresa había ofrecido vuelos promocionales. Y que el viaje en helicóptero –dentro de Necochea- lo decidieron en el lugar porque estaba previsto realizar el trayecto en auto.

Además señaló que los viajes no fueron entregados como dádivas y que no conocía que el avión y el helicóptero eran de empresas privadas. "Yo no conocí, ni pude conocer ni imaginar, que quienes me trasladaban eran empresas particulares que, de algún modo, podrían estar interesadas en hacerme obsequios en virtud de mi cargo", había dicho Boudou ante Oyarbide.

La Sala II de la Cámara Federal revisó la decisión de Oyarbide y la anuló. Los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah ordenaron que se hicieran medidas de prueba para averiguar si se cometió el delito de recepción de dádivas: si le habían otorgado a Boudou los viajes por el cargo que ostentaba.

El juez Marcelo Martínez De Giorgi, quien subroga en el juzgado dejado por Oyarbide, dictó la falta de mérito tanto para Boudou como para el resto de los imputados. Lo hizo para resolver la situación de los procesados mientras se realizan las medidas de prueba ordenadas por la Cámara.

El juez Martínez De Giorgi ordenó que:

-Se determine la totalidad de los pasajeros que abordaron el avión que llevó a Boudou a Necochea. Para eso, tal como lo pidió Rívolo, tiene que declarar en la causa el actual diputado nacional Diego Bossio, quien fuera director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) durante el kirchnerismo y que estuvo en el mismo acto al que fue el ex vicepresidente.

-El Área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana identifique todas las líneas de teléfono a nombre de Scaramellini. Una vez conseguidos los números de los policías deberán hacer un entrecruzamiento de llamadas entrantes y salientes con otros investigados en el caso.

El juez, según el escrito al que accedió Infobae en fuentes judiciales, para investigar si se cometió el delito de cohecho (coimas) más grave que el de dádivas, pidió información sobre las empresas que aparecen involucradas en el caso.

Para saber si hubo alguna relación entre el viaje hecho por Boudou y que la empresa Alas del Fin consiguiera su permiso para volar el Learjet 60 matrícula LV-CRB, el juez pidió a la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC) que envíe al juzgado el expediente completo de la autorización para comercializar los vuelos.

Con la intención de conocer si, a partir del vuelo en helicóptero, la firma Ecodyma se vio favorecida con obra pública, Martínez De Giorgi pidió al ministerio del Interior que informe si esa firma obtuvo contratos entre diciembre de 2011 y diciembre de 2015. En agosto de 2015, quien fuera el ministro de Planificación del kirchnerismo, Julio De Vido, difundió una lista de los principales beneficiarios de obra pública desde 2003. En el puesto 27 entre 36 aparecía Ecodyma.

Una vez que lleguen las pruebas al expediente el juez podrá decidir si procesa o sobresee a Boudou y al resto de los imputados. Mientras tanto el vicepresidente tiene una falta de mérito.