Reuters 163
Reuters 163

Frente a las amenazas de atentados lanzadas por terroristas, el Parlamento francés aprobó este jueves la tercera prolongación del estado de emergencia decretado tras los atentados del 13 de noviembre, hasta el final de julio, para que abarque la Eurocopa de Fútbol y el Tour de Francia.

"La amenaza terrorista continúa siendo elevada y Francia representa (...) un blanco", justificó el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, antes de la votación, que se saldó con 46 votos a favor, 20 en contra y dos abstenciones.

Desde la entrada en vigor del estado de emergencia, los partidos de izquierda y asociaciones de defensa de los derechos humanos y las libertades públicas se han inquietado por el riesgo de que esta disposición se perpetúe en el tiempo.

El presidente François Hollande propuso inscribir esta reforma en la Constitución, que incluía igualmente la controvertida ampliación de la privación de nacionalidad, pero finalmente tuvo que renunciar por la falta de consenso político.

 EFE 163
EFE 163

A su vez, la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) alemana alertó en un informe de la elevada amenaza yihadista durante la próxima Eurocopa, que comienza el 10 de junio en Francia, con posibles atentados contra objetivos "débiles" y "de gran carga simbólica" que podrían dejar un gran número de víctimas.

El informe interno de evaluación de la amenaza terrorista, del cual el periódico Bild publica este jueves algunos extractos, señala que Francia se encuentra "ininterrumpidamente y de manera especial en el punto de mira de autores con motivaciones islamistas".

Las razones van desde "la historia colonial francesa en el norte de África" hasta su "compromiso militar en Mali" y su "apoyo militar a la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria", indica el documento.

Dos citas particularmente amenazadas podrían ser el partido inaugural el 10 de junio entre Francia y Rumania y la final el 10 de julio, que se disputarán en el parisino Stade de France.

 AFP 163
AFP 163

También las selecciones mismas están en peligro, ya que "un atentado exitoso contra los equipos de 'naciones cruzadas', entre las que también se cuenta Alemania, tendría un especial efecto simbólico", destaca el documento.

Entre los posibles autores de atentados, la BKA apunta tanto a pequeños grupúsculos que llevan a cabo sus actos con "una planificación altamente conspiradora" como a "fanáticos irracionales que actúan en solitario".

También la alemana Oficina Central de Información de Eventos Deportivos (ZIS, por sus siglas en alemán) expresó su preocupación en un informe interno de 13 de mayo pasado, en el que señala que citas deportivas de grandes dimensiones como Eurocopas y Mundiales de Fútbol constituyen un "escenario perfecto" para los terroristas.

LEA MÁS: