Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163

El presidente de los EEUU, Barack Obama y la canciller alemana, Angela Merkel, visitaron hoy la Hannover Messe, la mayor feria mundial de tecnología industrial, aprovechando que EEUU es, en esta edición, el país invitado.

Obama resaltó, antes de iniciar un pequeño recorrido por tres pabellones del recinto ferial, la competitividad de la economía estadounidense, que cuenta con 415 representantes en esta cita, de anónimas pymes a gigantes, como AT&T, Chevron, Cisco, Intel, Microsoft, NEC, Symantec y Texas Instruments.

"Estamos orgullosos de mostrar el compromiso de los EEUU con la innovación. Verán empresas pioneras que están cambiando la forma en la que vivimos, la forma en que trabajamos, la forma en la que aprendemos. Ésta es otra oportunidad para decirle a todo el mundo, vengan y compren 'Made in America'", afirmó Obama.

Obama: "Es otra oportunidad para decir: vengan y compren 'Made in America'"

Merkel resaltó que las empresas del país invitado están entre las mejores del mundo, pero afirmó que el "Made in Germany" también es muy competitivo y que las compañías de los EEUU y Alemania pueden aprender las unas de las otras.

La canciller, al acabar su discurso, provocó una de las anécdotas de la jornada al invitar, en inglés, a la delegación estadounidense a iniciar el paseo por la feria diciendo: "La prueba del pudin es comérselo. Probemos".

Obama y Merkel recorrieron a continuación los pabellones 3, 9 y 11 del recinto ferial, se pararon en varios puestos tanto de empresas estadounidenses como alemanas y se interesaron por su oferta de productos.


 AP 163
AP 163

 Reuters 163
Reuters 163

Allí pudieron ver productos como la cámara de 3D más pequeña del mundo, que la alemana IFM ha desarrollado para Google y que se integrará en smartphones del gigante tecnológico a partir del segundo semestre de este año.

También han podido probarse unas gafas de realidad virtual, ver cómo funciona una impresora 3D para producir prótesis totalmente personalizadas y baratas, así como una estación ultrarrápida para recargar vehículos eléctricos.

En el puesto de Siemens, Merkel y Obama han sido obsequiados con sendos palos de golf: en el del presidente ponía su mítica frase "Yes, we can" (Sí, podemos) y en el de la canciller su "Wir schaffen das" (Lo conseguimos), acuñado y repetido durante la crisis de los refugiados.


 AP 163
AP 163


 Reuters 163
Reuters 163

Obama le ha dicho entonces a la alemana que estaría encantado de enseñarle a jugar al golf, una de sus aficiones más conocidas.

Las industrias alemana y estadounidense son grandes rivales en los mercados internacionales, pero a la vez sus países son, respectivamente, mutuamente, el mayor socio comercial del otro.

La Feria de Hannover, que se prolonga hasta el viernes, acoge a más de 5.200 expositores de 75 países, de los que algo más de la mitad son alemanes y entre los que destacan conglomerados y multinacionales como Siemens, Bosch, Volkswagen, Ericsson, ABB, UPS, IBM y Panasonic.

Por parte de España, participan en la esta cita empresarial 63 representantes, entre empresas, asociaciones comerciales y entidades públicas.