Una maestra de segundo grado de la provincia de San Juan fue destituida acusada de haber amordazado a sus alumnos para que se callaran. El episodio habría ocurrido un mes atrás en el colegio La Inmaculada, una institución privada de la capital de la provincia de San Juan.

Sin embargo, la docente de plástica, Isabel Rostagno, negó rotundamente el hecho y aseguró que su salida de la escuela fue "de común acuerdo" después de una reunión con los directivos.

De acuerdo a la denuncia que presentaron los padres, la maestra amordazó a los chicos poniéndoles una cinta en la boca para que hicieran silencio. Según Rostagno, "eso no sucedió".

"Nunca atenté contra la salud física ni emocional de los alumnos. Son situaciones mal interpretadas. Con los chicos no hubo una situación agresiva desde ningún punto de vista. El trabajar con las personas puede hacer que ante un desacuerdo o un hecho de incomodidad se vean afectadas las sensibilidades. Antes de que esto llegara a suceder o pasara algo peor, se decidió cortar y darle tranquilidad a todos", explicó.

Aunque la mujer rechazó de plano la acusación, el escándalo ya se había desatado y tanto ella como las autroridades decidieron que lo mejor era separarla del colegio. "Esto sucedió hace un mes. Fue una decisión que tomamos con los directivos del colegio, luego de una entrevista. Fue una situación que surgió en el aula y fue un hecho muy particular. Entonces se acordó rescindir el contrato de trabajo. Esto fue por el bienestar de los padres y de los niños del colegio. La situación no llegó a ese límite, por eso no quiero que se me señale de la manera que se está haciendo", dijo Rostagno al Diario de Cuyo.

El periódico informó que la dirección de Educación Privada de la provincia acompañó a la escuela en el proceso, ya que al tratarse de una institución privada tiene potestad de despedir a la trabajadora sin intervención del Ministerio de Educación. Tampoco tuvo la posibilidad de defenderse gremialmente. Su único descargo fue a través de los medios: "Con los chicos no hubo una situación agresiva desde ningún punto de vista", reiteró.

Otra maestra cuestionada

También en la provincia de San Juan, aunque en otro colegio, una maestra fue gravemente acusada. Los papás de los alumnos de la escuela Fray Justo denunciaron que la docente Laura Andrea Oliveira maltrata verbalmente a los chicos, y además lava y cuelga su ropa interior en el aula.

La directora del colegio, Estela Maris Colotto, dijo al portal Cadena 3 que es "una situación desgastante" y que dio intervención el Ministerio de Educación.


La docente fue denunciada por insultar y burlarse de sus alumnos. Según relató uno de los padres, la mujer ofende a los chicos y los expone delante de sus compañeros:

"En una ocasión hizo pasar a un alumno al frente del grado y obligó a los compañeros a gritarle gordo"

, aseguró uno de los denunciantes. También les decía que tenían olor y que no se bañaban, o les pedía que se "despiojaran" antes de ir al colegio. Además, directivos de la institución ya habían observado actitudes similares en 2014, según consta en un expediente en el ministerio de Educación provincial.



A pesar de que el caso se hizo público, Oliveira fue a dar clases como todos los días, y aseguró que nadie la puso en conocimiento de la acusación.

"Me estoy enterando, no sabía nada. Nadie ha hablado conmigo, ni los padres ni los directivos"

, sostuvo.