Télam 162
Télam 162

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) había anunciado el primer paro general en Aerolíneas Argentinas desde que asumió la nueva gestión a cargo de Isela Constantini. Sin embargo, el gobierno nacional se involucró en el conflicto y dictó la conciliación obligatoria.

"Aerolíneas Argentinas informa que el Ministerio de Trabajo ha dictado en el día de ayer la conciliación obligatoria, ante el anuncio de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) de efectuar una medida de fuerza el día viernes 1 de abril", confirmó la compañía a través de un comunicado.

Las partes ya fueron informadas vía email, por lo que queda en suspenso la huelga que estaba motivada por un reclamo ante el incumplimiento de un acuerdo sobre promociones de pilotos.

"Aerolíneas Argentinas tiene un cronograma de incorporación de flota que se viene cumpliendo a medida que va pagando los leasing y las compañías van entregando los nuevos aviones. Tiene fecha prevista de aviones internacionales y de cabotaje para operar con pasajes ya vendidos a partir de junio y julio de este año. La transición y el entrenamiento de los pilotos necesarios para volar esos aviones depende de la preparación de donde vienen. Si es un piloto de internacional, que vuela el mismo tipo de avión, tiene cursos más cortos por las similitudes que hay que son de dos meses, dos meses y medio de duración. Si son pilotos de la línea aérea que vienen de cabotaje tienen de cuatro a seis meses de entrenamiento. Y si son pilotos que vienen de la calle tienen de seis meses a un año de preparación", explicó ayer el secretario general de los pilotos, Pablo Biró, en diálogo con radio La Red.

"En el último acuerdo paritario se firmó la promoción de los pilotos necesarios de cabotaje e internacional. Ya estamos con los plazos muy encima, los aviones están entrando en junio y julio. Aerolíneas tiene un acta firmada de la anterior gestión para estas promociones. Cuando se hizo cargo la nueva gestión nos pidieron tiempo y los tiempos se acabaron. Esto implica que cuando lleguen los nuevos aviones no se van a poder volar", aseguró el directivo del gremio.

"La intención no es paralizar los vuelos si no que se cumplan los acuerdos", dijo Biró en la entrevista de ayer, en la que adelantó que si se dictaba la conciliatoria la iban a acatar sin problema. La orden ya llegó.