Buscar en Infobae

EEUU miércoles 30 de marzo 2016

Polémica en EEUU por las nuevas recomendaciones para el uso de la píldora abortiva

miércoles 30 de marzo 201615:30
Crédito:

Nuevas recomendaciones para la píldora de aborto anunciadas hoy por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) podrían aumentar el uso de la medicación para interrumpir un embarazo en los Estados Unidos.

La FDA cambia la dosis recomendada de los dos fármacos utilizados en el proceso de aborto. Permite el tratamiento hasta los 70 días en el embarazo; tres semanas más que las antiguas directrices. Y relaja reglas para permitir, por ejemplo, que un profesional de enfermería administre los medicamentos en lugar de un médico.

Permite el tratamiento hasta los 70 días en el embarazo, tres semanas más que las antiguas directrices

La realidad sobre el terreno no va a cambiar para la mayoría de las pacientes que se sometan a un aborto, ya que los médicos durante años han sido divergentes sobre la legalidad del antiguo protocolo de la FDA, basándose en nuevas investigaciones. Pero en un puñado de estados, incluyendo Texas y Ohio, existen leyes que requieren que los proveedores de estas pastillas se adhieran –al menos en parte– a las recomendaciones aprobadas por la FDA, que llevan a algunos –no a todos– a abandonar el uso de la píldora del aborto.

Mifeprex-sf.jpg
Mifeprex, la droga que se utiliza para los abortos en EEUU


"El cambio significa una opción real para los pacientes de todo el estado"; afirmó Chrisse France, director ejecutivo de Preterm, una clínica de abortos en Ohio. "Ya no nos veremos forzados a ejercer la medicina bajo el mandato de los políticos cuyo fin último es cerrarnos".

Los grupos antiaborto señalaron que las nuevas recomendaciones anulan las viejas advertencias sobre los peligros asociados con la droga, incluyendo la posibilidad muy rara de infección o muerte.

Los grupos antiaborto señalaron que las nuevas recomendaciones anulan las viejas advertencias

"La nueva recomendación afirma las realidades mortales del aborto químico y pone de relieve la necesidad de una exploración del paciente en persona, así como el hecho de que el régimen de medicamentos para el aborto presenta serios riesgos para la salud de la mujer", aseguró Anna Paprocki, abogada de Estadounidenses Unidos por la Vida.

El cambio se aplica inmediatamente a Mifeprex, que es el nombre comercial de mifepristona, uno de los dos fármacos utilizados en abortos inducidos a través de medicamentos. Esta droga bloquea la producción de progesterona, una hormona que prepara el revestimiento del útero de un óvulo fecundado. Uno o dos días después de tomar ese medicamento, la mujer toma la segunda droga, misoprostol, lo que hace que el útero se contraiga y expulse el embarazo.

LEA MÁS:

Embed


La FDA difundió que el fabricante de Mifeprex, Danco Laboratories, pidió a fines de mayo la actualización de las recomendaciones como parte de una "solicitud de nuevo fármaco suplementario". La empresa propuso que el tratamiento se pueda utilizar para terminar un embarazo en los primeros 70 días de gestación, que se contabilizan a partir del primer día del último período menstrual de la mujer. La recomendación anterior permitía el tratamiento durante los primeros 49 días.

La agencia también aprobó cambios en las dosis de los fármacos. Bajo el antiguo régimen, una mujer tendría tres tabletas Mifeprex en el primer día y dos tabletas de misoprostol en el segundo día. En virtud de la nueva etiqueta, un paciente podría tomar una tableta Mifeprex el primer día y 4 tabletas de misoprostol de 24 a 48 horas más tarde. Se recomienda a las mujeres regresar a sus proveedores de atención de la salud una o dos semanas después de tomar Mifeprex. Antes, debían asistir a la revisión luego de dos semanas.

La agencia aprobó por primera vez Mifeprex en septiembre de 2000 y las mujeres las pueden obtener de sus proveedores de atención de la salud, tales como clínicas, consultorios médicos y hospitales, y siempre bajo la supervisión de un profesional con receta certificada. No está disponible en las farmacias ni a través de internet.

La agencia advierte que los calambres y el sangrado vaginal son los posibles efectos secundarios del tratamiento y que en algunos casos se necesitará cirugía para detener el sangrado vaginal severo. Otros efectos secundarios potenciales, según la FDA, incluyen dolor de cabeza, diarrea, mareos y vómitos.

*Por Sandhya Somashekhar y Laurie McGinley- The Washington Post

Ver más:

,

,

Comentarios