Buscar en Infobae

Playfútbol miércoles 30 de marzo 2016

"El Partido", el libro que pone en duda el origen de la "Mano de Dios" en el Mundial de 1986

Joaquín Múgica Díaz

Por: Joaquín Múgica Díaz jdiaz@infobae.com

El periodista Andrés Burgo cuenta en su nueva obra lo que pasó antes, durante y después del encuentro que disputaron Argentina e Inglaterra en el Estadio Azteca de México y que marcó la historia del fútbol

miércoles 30 de marzo 201609:14
Crédito:

El 22 de junio de 1986 la vida de Diego Maradona cambió para siempre. También la de la Selección Argentina y la de una generación completa de hombres y mujeres enamorados, o no, del fútbol. El equipo de Carlos Bilardo levantó la Copa del Mundo después de las críticas, luego de un mediodía histórico ante Inglaterra en el estadio Azteca y cuatro años después de la dolorosa guerra de Malvinas.

Quizás ese mismo día de 1986 Andrés Burgo empezó a soñar con un libro, un partido y una historia para contar. Tenía 11 años y un padre que le aseguraba, por la información que le había dado el dueño de la pizzería más cercana a su casa, que el primer gol de Maradona a los ingleses había sido con la mano. Casi 30 años después y con la etiqueta de periodista pegada en la espalda, Burgo escribió El Partido, su tercer libro, el camino de regreso a la infancia.

"No me interesaba recordar el partido contra Corea, Bulgaria o Italia. Había que hacer un libro con ese partido", contó en el piso de Infobae TV el autor del libro que se encarga de recopilar y narrar todo lo que sucedió en un planeta solar donde el sol era Maradona. Las voces de muchos personajes que formaron parte de la historia de aquel partido entre Argentina e Inglaterra hacen ruidos en las páginas de la extensa crónica que Burgo escribió con pluma literaria.

El desafío de escribir para aquellos que no siguen el fútbol habitualmente motorizó las ideas del autor, quien se propuso contar el significado que tuvo el Mundial de México 86', y ese partido puntual ante los ingleses, en la frenética historia de los argentinos y en los laberintos del mundo futbolero. "Quise contar qué consiguió Maradona para él y para el resto de los protagonistas que estaban atentos en todo el mundo a través de sus televisores y sus radios", explicó.

andres burgo tapa libro SF
La tapa del libro "El Partido" de Andrés Burgo


La palabra del astro argentino no está en el libro. Pero Burgo tiene en claro los motivos de la ausencia. Llegar hasta él es difícil y caro. Hay que tener suerte, ser amigo o acercar una oferta económica. Así se lo explicaron algunos nombres propios que tienen llegada al ex entrenador de la Selección. Lo entendió y no lo padeció. Su idea siempre caminó por la vereda de enfrente. Los otros protagonistas del histórico partido contaron sus vivencias tres décadas después. Y la mira del autor siempre estuvo puesta en esos testimonios, en los relatos de aquellos que ayudaron a Maradona a llegar a la cima del mundo.

El dueño de las 294 páginas de El Partido consideró que el Pelusa, como solían decirle en su juventud a Diego, llegó al escalón más alto de su carrera gracias a sus cualidades innatas y a los intérpretes menos relevantes que caminaron a su lado y le brindaron el predicado a una oración que tenía un sujeto asegurado. Ellos fueron los que levantaron a Maradona en andas, los que transpiraron a la par de él en el infierno Azteca y los que hicieron que aquel 22 de junio sea diferente a todos los anteriores y a todos los que vendrían.

La verdad es una incógnita que se esconde entre los párrafos de este libro de tapa naranja y corazón argentino. "Al principio era difícil saber quién estaba diciendo la verdad. Hasta que llegué a la conclusión de que la memoria es frágil y la memoria también es selectiva. Pasaron 30 años y es mucho tiempo", sostuvo Burgo. Las voces de los protagonistas se complementan y se anudan a lo largo de las hojas. El lector tiene la obligación de hacer equilibrio en los vértices de las oraciones y decidir hacia dónde caer. Hay que elegir a qué actores creerles o decidir construir una verdad propia y subjetiva.

Burgo repasa un sinfín de anécdotas del meticuloso Carlos Bilardo, el técnico de la Selección campeona. Desde las peripecias de un utilero y un empleado de la AFA para conseguir las camisetas azules con las que Argentina le ganó a Inglaterra hasta la decisión de respetar cada cábala en suelo mexicano con la misma rigurosidad de un entrenamiento militar. Cuenta las dudas sobre el autor de la frase "la mano de Dios", las raíces del "barrilete cósmico" de Víctor Hugo Morales y reconstruye cada minuto de ese partido histórico que disputaron argentinos e ingleses, el mismo día que Maradona comenzó a ser retratado como un Dios y que el autor de este libro empezaba a vivir con mayor intensidad la pasión del fútbol.

Comentá