162
162

Un yerro rara vez pasa desapercibido en Twitter cuando proviene de una personalidad pública. Acaso sea por el formato lacónico de la red, acaso por el impacto de cada mensaje, lo cierto es que cada tanto hay quien queda expuesto por sus palabras.

Lo vivió esta vez en carne propia Ivana María Bianchi, diputada de San Luis, enrolada en el partido Compromiso Federal de los Rodríguez Saá. Esta tarde hizo un comentario sobre lo "interesante" que le resultaba un documento referido a los efectos de la cocaína, sobre el que pretendía explayarse. Pero en lugar de ampliar sus pareceres debió ocuparse de corregir el mensaje y defenderse de las críticas: es que escribió "lellendo" en vez de leyendo.

La legisladora no tardó en hacerse eco de las bromas y borró ese tuit. Escribió entonces la palabra de manera correcta, aunque omitió acentos y puntuación.

En otro mensaje, adjudicó la equivocación al "cambiador automático". Ante los cuestionamientos, apuntó: "Uhh q están enojados los pro cocaina perdón che". Ya sin tregua de las críticas, remató: "Me rectifique muchachos no sean malditos". Y luego se dedicó a retuitear a otros usuarios.