Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política jueves 24 de marzo 2016

AMIA le regaló a Obama un libro hallado entre los escombros del atentado

jueves 24 de marzo 201615:22

Las autoridades de la AMIA le hicieron llegar al presidente estadounidense, Barack Obama, un libro de poemas en ídish que fue rescatado de los escombros de la sede de la mutual judía destruida por un atentado terrorista el 18 de julio de 1994.

El regalo fue acercado a la secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, quien integró la comitiva que acompañó al mandatario estadounidense en su visita al país y se reunió con autoridades de la AMIA y la DAIA. "Estamos con ustedes siempre en la búsqueda de verdad y justicia", manifestó la funcionaria.

El presidente de AMIA, Ralph Thomas Saieg, explicó el valor del libro. "El libro representa a quienes sobrevivieron y pudieron sobreponerse al atentado terrorista del cual se están por cumplir 22 años y que aún esperan por Justicia", indicó.

"Memoria y Justicia son un reclamo permanente de la sociedad argentina con respecto al atentado a la AMIA. En este sentido, queremos aprovechar la visita del presidente Barack Obama para involucrar a la comunidad internacional en la lucha contra el flagelo del terrorismo. Creemos que este obsequio simboliza un recuerdo de nuestro país sobre una cuestión que ningún argentino quiere ni debe olvidar", agregó Saieg.

El regalo fue entregado en un estuche especial que fue confeccionado por el orfebre Juan Carlos Pallarols. "Este libro estuvo en medio de la explosión. Fue testigo de ese horror. El libro está pidiendo que se haga justicia, que no se olvide ese hecho horroroso", evaluó el artista que hizo varios bastones de mando presidenciales y obsequios oficiales del Gobierno argentino.

SF Roberta Jacobson AMIA y DAIA

La caja incluyó un mensaje con el siguiente texto:

"Sr. Presidente Barack Obama:

Soy un libro de poemas en ídish escritos por Nejame Lerer, editado en 1948.

El 18 de Julio de 1994 a las 9.53 AM, mi vida cambió.

Antes de ese día, yo contaba una historia y hoy cuento otra. La de ser un sobreviviente del atentado a la AMIA que asesinó a 85 personas, dejó 300 heridos y una herida abierta por la impunidad y la falta de justicia.

Yo era parte de la biblioteca del IWO (Instituto Judío de Investigaciones) y fui rescatado de los escombros del edificio de AMIA por un grupo de jóvenes voluntarios que trabajó para recuperar el patrimonio cultural que el terrorismo también quiso destruir.

Ahora que estoy en sus manos, por favor cuéntele al mundo mi historia para que jamás se vuelve a repetir".

Comentá