AP 162
AP 162

La canciller Susana Malcorra se mostró más que satisfecha con el paso de Barack Obama por la Argentina: "Él estaba muy feliz, se probó que era bueno que viniera al país", dijo esta mañana en una improvisada rueda de prensa, en la que también confirmó el inicio de un proceso para eliminar el visado de los turistas argentinos que viajen hacia a los Estados Unidos.

Tras considerar "positiva" la llegada del mandatario norteamericano, la ministra resaltó que durante las conversaciones bilaterales se comenzó el "proceso" para, a futuro, eliminar la visa que Washington exige a los argentinos para ingresar.

"En un tiempo prudencial vamos a llegar a la situación en la que estábamos hace unos años (NdR: de 1996 a 2002), pero la fecha exacta no la puedo decir, porque no depende de mí", sostuvo la jefa de la diplomacia nacional.

En el marco de ese proceso, la Argentina dejará de cobrar una tasa de reciprocidad, de 160 dólares, a quienes ingresen al país con pasaporte de los Estados Unidos. Ese valor es similar al que deben pagar los argentinos que comienzan el trámite para pedir la visa en el Consultado estadounidense.

"Eliminar la tasa incluye un acuerdo de Estados Unidos para contribuir con tecnología para mejorar la seguridad en los aeropuertos. No es una eliminación unilateral, porque también hay compromisos" de Washington, resaltó Malcorra.

"(Obama) Se está yendo muy satisfecho, fue una visita positiva", consideró la funcionaria macrista, minutos después de despedir al mandatario norteamericano al pie del avión que lo llevó hacia Bariloche.

Para fundamentar su análisis, Malcorra explicó que "en las relaciones internacionales tienen mucho que ver cómo se relacionan las personas" y que en este caso "se estableció una buena comunicación" entre los dos jefes de Estado.

 AP 162
AP 162

"Se relacionaron con naturalidad, casi sin protocolo porque había buena comunicación. Estuvieron muy tranquilos en sus conversaciones, que fueron muy naturales y se cubrieron todos los temas pero de manera simple y sencilla", resaltó la Canciller argentina.

Tras augurar el inicio de una relación amistosa y madura entre ambos países, la ministra de Relaciones Exteriores fue consultada sobre cuáles serán los beneficios que generará esta reapertura del vínculo.