Desayuno Americano esperó a Carolina "Pampita" Ardohain en la puerta de su casa para saber un poco más sobre su vida amorosa y de su separación con Nacho Viale. Con una sonrisa trató de evitar las preguntas del cronista, dijo que no va a hablar más del tema y reveló que esa podría llegar a ser su estrategia para que sus relaciones futuras puedan durar más tiempo: "Creo que lo mejor es que, de ahora en más, no diga más nada".


"Voy a tratar de hacer eso y ver si funciona y si ayuda a mis próximas relaciones", agregó la modelo y de alguna manera hizo una autocrítica por toda la exposición y detalles que se supieron tanto de su ruptura con Benjamín Vicuña y como de su fugaz romance con el nieto de Mirtha Legrand: "Capaz está bueno mantenerlo en privado la próxima vez".



Además, la modelo habló de los aspectos negativos de la fama: "Si no fuera una persona pública podría ir al cine, ir a comer, podría ir a un shopping; cosas que no puedo hacer porque alguien llama, te sacan una foto o aparecen ustedes".


Antes de tomar esta decisión de no hablar del tema, la ex de Vicuña había hablado con Infama hace pocos días sobre Nacho Viale y cómo seguirá su relación tras la separación: "Vamos a seguir siendo amigos, como fuimos toda la vida. Tenemos una amistad re linda que no queremos perder y vamos a cuidar. No hay más explicaciones que dar".


El rumor de romance entre ellos empezó a tomar fuerza cuando ambos coincidieron en Nueva York durante algunos días. Fue Mirtha Legrand la que terminó confirmando en su programa de El Trece que entre ellos existía algo más que una simple amistad. También fue la diva la que reveló el final de su noviazgo.