Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política lunes 21 de marzo 2016

Claudio Bonadio: "Macri no tiene que meternos a todos los jueces en la misma bolsa"

Omar Lavieri

Por: Omar Lavieri olavieri@infobae.com

Hubo algunas reacciones en Tribunales luego de las declaraciones del Presidente sobre la justicia que investiga casos de corrupción

lunes 21 de marzo 201618:04
Crédito: Nicolás Stulberg

La relación entre algunos jueces federales de primera instancia y el gobierno de Mauricio Macri no es buena. El presidente suele decir "En Comodoro Py me trataron mal" cuando recuerda su procesamiento por las causa de las escuchas ilegales.

El Gobierno, de la mano del ministro de Justicia Germán Garavano intenta modificar el statu quo de la justicia federal, la de mayor contenido político: en esos juzgados se investigan los casos de corrupción de las gestiones anteriores y los que se denuncien en la actual.

En esos juzgados fueron procesados Amado Boudou y Ricardo Jaime. Y debe presentarse a declarar Cristina Kirchner. Fernando Niembro está bajo investigación en un juzgado federal, al igual que Lázaro Báez o Hernán Lombardi. Las causas penales relacionadas con la política se tramitan allí. Y los jueces juegan el juego de la política.

La relación no es buena a pesar de los esfuerzos de Daniel Angelici, presidente de Boca y operador judicial del macrismo, quien intenta no abrir más conflictos allí de los que ya existen.

Ayer, en varios reportajes y en especial en el que se transmitió por la Televisión Pública, Macri hizo referencia a la corrupción y a los jueces que deben investigarla.

"De la corrupción estoy tan harto e indignado como todos los argentinos, estamos asqueados. Pero tengo que ser disciplinado institucionalmente, no puedo avanzar sobre otro poder, tengo que decirle –a la Justicia- que queremos que no haya más impunidad en la Argentina. Desde el Ejecutivo no vamos a correr jueces ni perseguir a nadie, pero la tarea no es del Presidente, es de los jueces. Yo no puedo juzgar. Eso no es bueno". Y luego agregó "La Argentina necesita de jueces que tengan coraje, independencia, que no quieran ser amigos de nadie. No tienen que tener vida política, no tienen que estar relacionados con el periodismo. Tienen que actuar independientemente, estar en sus estudios, en sus dictámenes, en sus fallos, en sus papeles".

Fue la segunda parte de las declaraciones de Macri la que más ruido hizo en el tercer y cuarto piso de Comodoro Py, donde están los juzgados federales.

De los 12 jueces, Infobae consultó a seis. Solo Claudio Bonadio contestó on the record. Tres jueces -que reafirmaron que no hay una buena relación con el Gobierno- decidieron no opinar y otros dos lo hicieron sin revelar su nombre

Bonadio aseguró: "La última vez que leí la Constitución no encontré que entre las atribuciones del Poder Ejecutivo estuviera la de opinar sobre el Poder Judicial. El Poder Ejecutivo tiene instrumentos institucionales para relacionarse con el Poder Judicial. Si el presidente tiene cuestionamientos que los haga en el Consejo de la Magistratura por cada caso. Porque es de ese modo como se debe señalar a los jueces que hacen mal su trabajo. Macri no debería meternos a todos en la misma bolsa".

Otro de los jueces explicó más diplomáticamente que "la función judicial es eminentemente política, aunque no partidaria". Y agregó: "La Constitución asigna a los jueces la función de mediar en conflictos entre partes. Esa es una función política, que toca a los intereses de los ciudadanos en distintos ámbitos personales desde los económicos a la libertad personal. La vinculación con los periodistas hace a esa función pública, en términos de interés público, al dar a publicidad los actos propios de la gestión judicial".

Por último uno de ellos directamente desafió al oficialismo. "Después de varias auditorias sobre la gestión kirchnerista que hizo el macrismo en diferentes sectores del Estado pregunto: ¿Dónde hicieron las denuncias de corrupción que quieren que investiguemos?".

Ver más:

,

Comentá