163
163

Cuando se habla de Arabia Saudita lo primero que viene a la cabeza es petróleo, dinero y poder. También la apareciencia de un país moderno gracias a sus lazos con Occidente. Sin embargo, el reino es uno de los más feroces regímenes de la actualidad, tal como podría ser Irán. La sharia -ley islámica que se aplica con rigurosidad en las naciones fundamentalistas- es feroz y guarda las convenciones sunitas de la vida diaria.


En un documental que será publicado esta semana en el Reino Unido pueden verse escenas cotidianas que generan horror al espectador. En "Arabia Saudita al descubierto" pueden verse todo tipo de atrocidades: la decapitación de una mujer en plena calle, cinco cuerpos sin sus respectivas cabezas colgando de un travesaño sostenido por dos inmensas grúas, son solo muestras que el régimen ofrece a la población para que recuerde qué ocurre si deciden vivir apartados de la ley islámica.


Mujer decapitada arabia saudita
Una mujer es decapitada en plena vía pública acusada de haber asesinado a su hijastra.
 163
163

El documental mostrará por primera vez estas imágenes horrendas que podrían concientizar al mundo respecto a lo que se vive bajo unas leyes brutales e inhumanas. En la grabación pueden verse también cómo la policía trata a las mujeres, consideradas ciudadanas de segunda categoría por el reino y por los mandatos de la religión. Muestran cómo las azotan con látigos también frente a los transeúntes.


Los realizadores -con la ayuda de organismos defensores de los derechos humanos y las libertades individuales en ese país- se infiltraron seis meses en el reino realizando grabaciones ocultas sobre la vida en las calles.


LEA MÁS:

Las autoridades aseguraron que el autor del ataque que dejó cinco muertos tenía vínculos con el grupo terrorista.

Posted by Infobae América on domingo, 20 de marzo de 2016

Arabia Saudita no tolera la disidencia en lo más mínimo. Un hombre puede tener cualquier motivación para golpear o humillar a una mujer en público. Es lo que puede verse en las imágenes de Arabia Saudita al descubierto. En lo que va del año el régimen ha ejecutado a al menos una persona por día. La mayoría de ellas, decapitada, bajo los mismos argumentos que utiliza el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).


La policía religiosa patrulla no sólo las calles de la ciudad, sino también los centros comerciales y los lugares más concurridos. Lo hace en busca de ciudadanos que pudieran cometer algún delito contra el islam. La blasfemia, por ejemplo, es castigada con la lapidación hasta la muerte. Si se insulta a la religión, mil latigazos o diez años tras las rejas. El robo, es sentenciado con la amputación de algún miembro. Esa fuerza de seguridad incluso castiga la difusión de música en público. La grabación muestra cómo se golpea a un hombre que tocaba su laúd en la soledad de la playa.


 163
163

Pero el documental no sólo muestra la brutalidad que genera una interpretación de la religión extrema. También muestra los contrastes entre la pobreza absoluta de la mayoría de los saudíes y cómo viven aquellos pocos beneficiados con la cercanía a la realeza. El impacto que el documental podría tener en el Reino Unido genera la preocupación no sólo de la delegación diplomática saudí, sino también de las autoridades británicas quienes temen que su difusión genere protestas entre la comunidad musulmán sunita que pudiera verse ofendida por su proyección. Londres es una de las capitales europeas con mayor inmigración desde Medio Oriente y con más musulmanes entre sus ciudadanos.


 163
163