Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política viernes 18 de marzo 2016

Desclasificación de archivos de la dictadura: los organismos de derechos humanos pidieron "celeridad"

Los grupos celebraron la decisión de desclasificar el material que anunciará Obama, a la que definieron como un "gesto histórico". Estiman que el proceso podría durar "dos años, en el mejor de los casos"

viernes 18 de marzo 201619:22
La titular de Madres de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña
La titular de Madres de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña Crédito: Presidencia de la Nación

Varios organismos de derechos humanos celebraron hoy la decisión de la Casa Blanca de desclasificar los archivos secretos del período correspondiente a la última dictadura, luego de enviar una carta la semana pasada al embajador de los Estados Unidos, Noah Mamet, con ese reclamo, aunque pidieron "celeridad" en el proceso.

La nota del 11 de marzo pasado fue difundida este viernes por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y también llevó las firmas de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

En la carta dirigida al diplomático, los organismos pidieron "la cooperación del Gobierno de los Estados Unidos con el proceso de Memoria, Verdad y Justicia sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos en nuestro país durante la última dictadura cívico-militar, a través de la desclasificación de archivos en poder de la administración pública de su gobierno".

Se indicó además que el pedido apunta a "conocer el destino y la verdad sobre lo ocurrido a los desaparecidos; y la realización de medidas destinadas a localizar a los hombres y mujeres que posiblemente sean algunos de los nietos que las Abuelas de Plaza de Mayo vienen buscando desde hace 40 años".

LEA MÁS:

Embed

Tras el anuncio de la Casa Blanca, las Abuelas de Plaza de Mayo celebraron la decisión a tono con su pedido, lo que consideraron un "triunfo" de los organismos de derechos humanos, aunque pidieron "celeridad" en el proceso, con tono crítico por la injerencia de Washington en la política doméstica.

"Es un gesto de gran humanidad que en vísperas de su visita a nuestro país en el marco de los 40 años del último golpe de Estado cívico militar –en el que el Estado norteamericano estuvo tan implicado– el gobierno estadounidense manifieste la voluntad de dar respuesta a los familiares y víctimas de los crímenes cometidos en aquella dictadura implantada entre 1976 y 1983", indicó la organización.

Y remarcó que, de esta forma, Obama "profundiza la primera desclasificación realizada durante el gobierno de Bill Clinton –que brindó importantes pruebas para los juicios de lesa humanidad que se desarrollan en todo el país–; y recupera la mejor tradición de solidaridad con nuestro pueblo inaugurada por el ex presidente Jimmy Carter".

En un comunicado, la entidad que preside Estela de Carlotto manifestó su anhelo de que la desclasificación de estos documentos "permita echar luz sobre el destino" de los detenidos desaparecidos y "contribuya a avanzar en el proceso de justicia iniciado en nuestro país, a partir de la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final". Y advirtió que "cuarenta años han pasado desde que se cometieron estos terribles crímenes", por lo que "resulta crucial que el proceso de desclasificación se realice con celeridad".

"Esperamos que este gesto histórico del gobierno de Barack Obama se condiga con el resto de sus gestiones en esta importante visita; para que Nunca Más haya terrorismo de Estado en nuestro país, pero tampoco un gobierno extranjero dictando recetas que priven a nuestro pueblo de vivir con dignidad y con sus derechos económicos sociales y culturales garantizados", completó el texto oficial.

Verbitsky y Pérez Esquivel

Por su parte, el presidente del CELS, Horacio Verbitsky, celebró la decisión de los Estados Unidos y destacó que "debe haber documentación muy valiosa" que puede aportar "información muy importante desde el punto de vista estructural".

En diálogo con NA, el periodista recordó el pedido realizado por organismos de derechos humanos a la Casa Blanca en el 2000, ante lo cual indicó: "Tenemos el ´know how´ sobre el procedimiento. Hay que identificar casos precisos, hay que preguntar cosas concretas. No se puede hacer a la bartola".

También subrayó que la Casa Blanca haya anunciado la desclasificación, por primera vez, de "archivos militares y de inteligencia".

LEA MÁS:

Embed

"En el 2002 entregaron un paquete con 4.705 documentos parcialmente desclasificados sólo del Departamento de Estado, pero no es nada comparado con los organismos de inteligencia como el FBI, la CIA y la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA). Va a haber aportes interesantes", afirmó Verbitsky.

A la vez, explicó que los organismos de derechos humanos ya se encuentran trabajando para coordinar los pedidos que se harán respecto de la publicación de documentación reservada, aunque reconoció que "es un proceso lento, que puede tardar dos años, a lo sumo uno, en el mejor de los casos".

En tanto, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel subrayó que la desclasificación de los documentos secretos "es un paso más en la búsqueda de la verdad y la justicia para saber qué pasó y el destino de miles de personas que no se sabe qué se hizo con ellos".

"Los documentos desclasificados ya están tachados en negro, no se pueden prácticamente leer y esto sería más concreto. No olvidemos que los Estados Unidos fue un país que formó e instrumentó a las fuerzas armadas latinoamericanas. Hubo una responsabilidad directa e indirecta en los golpes de Estado", manifestó el presidente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

En declaraciones a radio Provincia, Pérez Esquivel reclamó que "también El Vaticano" siga ese mismo camino y haga públicos archivos vinculados con el período 1976-1983.

Ver más:

,

Comentá