162
162

Un equipo de personas se dedica a la confección de títulos secundarios y ofrece el servicio a través de una página de Facebook. El caso llegó a una funcionaria de Quilmes, quien se comprometió a realizar una investigación y llevar el caso a la Justicia.


Para conseguir el diploma, el interesado debe abonar una suma de $4000 a través de Pago Fácil o Western Union. Una vez que se acredita el pago, el equipo comienza a realizar el trabajo y, dentro de los diez días, el cliente recibe su título en su domicilio. Según explicaron los responsables, se trata de un diploma "legalizado y original", que es gestionado a través del Ministerio de Educación. Además, precisaron que en todos los documentos expedidos figura una única institución educativa, seleccionada por ellos.


Si bien la página recibe una alta cantidad de comentarios negativos por parte de foristas que señalan la ilegalidad del servicio, otra cantidad de usuarios solicita los precios y medios de pago de estos diplomas académicos.


En uno de los mensajes, el titular de la página explica: "El único medio de pago es por Pago Fácil. Los datos a precisar son: Nombres, Apellidos, Fecha de nacimiento, Lugar de nacimiento (como figura en partida de nacimiento) y DNI".


Los títulos se hacen en diez días y cuestan 4000 pesos

"El que quiera títulos secundarios originales... que me deje su mail por si me cierran el face", es otro de los mensajes que figuran en la página, cuya foto de perfil son, insólitamente, los logos del ministerio de Educación y del Interior de la Nación.


La publicación de ese caso motivó que la Jefa distrital de Educación de Quilmes, Laura Bressi, se comprometiera a "realizar una investigación" con el fin de "llegar al fondo de la cuestión". En declaraciones a Diario Popular, la funcionaria señaló que de confirmarse el caso, "estarían cometiendo delitos tanto el vendedor como el comprador y tendrían que someterse a la Justicia". No obstante, Bressi advirtió que los títulos secundarios "son complicados de falsificar porque se hacen con papel moneda y cada uno tiene un número de correlato".


Por su parte, el secretario de Cultura y Educación de la Municipalidad de Quilmes, Ariel Domene, sostuvo "la venta de títulos es algo totalmente ilegal" y, al igual que la funcionaria educativa, remarcó que "el que falsifica el título y el que lo solicita, aún sabiendo que es trucho, están cometiendo un grave delito".