Buscar en Infobae

Especial Lollapalooza martes 15 de marzo 2016

Florence + The Machine, los motivos para no perderte su show en Lollapalooza Argentina

La banda británica, que tiene a Florence Welch como cantante, se presentará en la segunda jornada del festival y llega para presentar un disco realizado junto al colaborador de Arcade Fire y Björk: "Quería hacer algo que fuera grande pero que tuviera ternura, calidez, que estuviera bien parado"

martes 15 de marzo 201611:45
Crédito:
Florence + The Machine es una banda inglesa que lidera Florence Welch y que llega al Lollapalooza Argentina 2016 para ser el plato fuerte de la segunda jornada en el Hipódromo de San Isidro. Desde el lanzamiento de Lungs, su primer álbum, en 2009, su crecimiento fue continuo y la llevó a ocupar los espacios más fuertes en festivales y recitales en todo el mundo.

Embed


Para la cantante, el éxito de sus primeros dos álbumes de Florence + the Machine, Lungs (2009 – Álbum del año, Brit Awards 2010) y Ceremonials (2011) significó cinco años de grabaciones continuadas, promoción y giras. Lungs fue directo a la realización, promoción y gira desde Ceremonials nominado al Grammy, un álbum compuesto en la gira y grabado justo después de terminarla. Los shows se hacían más grandes, el pelo más rojo, el éxito más y más salvaje.

Embed


Una estrella pop a los 21, con dos álbumes hits internacionales detrás, Florence descubrió que al dar siete años a su música, algunos elementos de vida real se habían dejado en el camino. Al volver de una gira y mudarse a la casa de su madre en Camberwell, la artista se reconectó con su vida normal: salir, enamorarse y desenamorarse y simplemente tratar de aprender cómo cuidarse fuera de la burbuja hermética de la vida en gira. "Fue como un curso intensivo de mentiras", señaló Florence admite, sin tapujos: "Creo que aunque siempre he manejado la fantasía y la metáfora cuando componía, eso significaba que las canciones con las que estamos trabajando se desarrollan más en la realidad. Ceremonials estaba tan fijado en la muerte y el agua y la idea de escape o transcendencia a través de la muerte, pero el nuevo álbum se convirtió en tratar de aprender cómo vivir y cómo amar en el mundo en lugar de tratar de escapar de él. Algo que es aterrador porque no me estoy escondiendo detrás de nada pero fue algo que sentía que tenía que hacer". Y entonces la nueva Florence, y sus
canciones, empezaron a entrar en foco.

Embed


El resultado fue How Big, How Blue, How Beautiful, una colección de canciones, compuestas y grabadas durante el curso de 2014. Producido por Markus Dravs (Björk, Arcade Fire, Coldplay) con contribuciones de Paul Epworth, Kid Harpoon y John Hill, el tercer álbum de Florence + The Machine suena en vivo, rico en tono, suelto en todos los lugares correcto y poderoso en todas las mejores maneras. En su voz y, en última instancia, esta Florence nunca ha sonado mejor. "Markus ha hecho algunos álbumes de Arcade Fire" nos cuenta Florence "y tambien Homogenic de Björk, que es un disco gigante para mí. Y sentía que él tenía el equilibrio de capacidades orgánico y electrónico, manejando esos dos mundos. Y, sabes, es bueno con grandes sonidos. Y me gustan los grandes sonidos. Es bueno con las trompetas y sabía que quería una sección de bronces en este disco" agrega sobre de un grupo de músicos que se acordaron con Will Gregory de Goldfrapp. "Y con Markus", Florence continua aclarando "quería hacer algo que fuera grande pero que tuviera ternura, calidez y que estuviera bien parado. Pienso que por eso volvimos más a los instrumentos en vivo. Algo que fue casi destinado." Un
excelente ejemplo es el futuro clásico de Florence "Ship To Wreck": abre el álbum y nuestra el entusiasmo de Florence y Dravs por remarcar su distintiva voz. Ship To Wreck fue compuesta con Kid Harpoon, el compositor / productor basado en Londres con quien ella había compuesto "Shake It Out" nominada a los Grammy del disco Ceremonials, durante una licencia creativa de un mes en Los Ángeles que también arrojó el primer single "What Kind of Man": un himno de inspirador de resistencia de pura fuerza que inunda los oídos.Kid Harpoon es uno de un grupo de viejos amigos colaboradores que se reunió para ayudar a dominar estar canciones más personales. El productor de Ceremonials, Paul Epworth ayudó a crear "Mother" la explosión psicodélica de blues que cierra el álbum, mientras que la mesa chica de sus más queridos y cercanos se reunió a su amiga y mano derecha en estudio de siempre, Isa Summers, con quien compuso el épico track del título. "How Big, How Blue, How Beautiful fue la primera canción que compuse para este disco, literalmente cuando acababa de terminar la gira" explica "y cuando me fui y pasé este año increíblemente caótico y todo fue al disco. Pero al final, el sentimiento de How Big How Blue How Beautiful es a lo que volví." "Las trompetas al final de esa canción – eso es lo que para mí se siente el amor. Una sección interminable de vientos que viaja al espacio. Y te lleva con ella. Está tan ahí arriba. Y eso es lo que la música se siente para mí. Simplemente quieres que siga saliendo sin parar y es el sentimiento más sorprendente." Es alquimia. Es magia. Es la vuelta de Florence + the Machine.

Comentá