AFP 163
AFP 163

Con 77 goles a favor y solo 15 en contra, habiendo sumado 24 victorias y solamente una derrota, cuando aún restan ocho fechas para el final de certamen y consiguiendo una ventaja de 25 puntos sobre su único escolta, Paris Saint Germain se consagró campeón de la Ligue 1.

El conjunto parisino goleó 9 a 0 al Troyes, último de la tabla de posiciones, en condición de visitante y alcanzó así el título de la liga francesa por sexta vez en su historia y por cuarta vez consecutiva.

Con dos goles del uruguayo Edinson Cavani, uno del argentino Javier Pastore, uno del francés Adrien Rabiot y cuatro de su principal figura, el sueco Zlatan Ibrahimovic, el PSG aplastó a un débil rival que no opuso ninguna resistencia ante los constantes avances del flamante campeón.

Si bien el fútbol es la dinámica de lo impensado, la liga francesa parece ser el certamen más lógico y más desparejo del continente europeo. Mientras en Inglaterra intentan explicar el fenómeno del Leicester, el Atlético Madrid se muestra sólido ante los dos gigantes que se acostumbraron a reinar en España, y en Italia el Napoli intenta opacar a la Juventus, en Francia el equipo dirigido por Laurent Blanc es el dueño exclusivo de la cima de la tabla de posiciones desde hace cuatro temporadas.

Desde que el qatarí Nasser Ghanim Al-Khelaïfi Casas adquirió el 70% del club francés en 2011, el plantel se vio plagado de figuras como Ibrahimovic, Cavani, Pastore y el argentino Angel Di María, quienes le permitieron al equipo crecer futbolísticamente y generar una diferencia sustancial con sus habituales rivales.

LEA MÁS:

Ahora, la institución intentará obtener el título de la Champions League por primera vez en su historia, para así cerrar una temporada espectacular, en la que volvió a consagrarse como monarca de su liga.