162
162

Los cuatro rugbiers argentinos que fueron detenidos en Brasil por golpear a un policía a la salida de un boliche, fueron trasladados a una de las cárceles más peligrosas e insalubres de Río de Janeiro. El Complejo Penitenciario de Gericinó, cuenta con 26 pabellones y 17 mil internos de ambos sexos. Por allí, pasaron los narcotraficantes más buscados de ese país. Además, es considerado uno de los penales de máxima seguridad con peores condiciones de vida para los internos.

Patricio Velázquez, Tomás Fernández, Herman Gabriel González y Adrián Gustavo de Donato fueron arrestados el viernes a la madrugada tras golpear a un policía durante un encontronazo con un grupo de brasileños en la discoteca Palaphta del barrio de Gávea.

 162
162

Los jugadores de Los Cedros habían viajado a Brasil para jugar una serie de amistosos con el club Los Cedros, pero la salida nocturna no terminó como esperaban. El policía que intentó separar al grupo de brasileños y argentinos, terminó con una fractura en el maxilar y un diente roto, por lo que denunció por lesiones corporales graves y desacato a los argentinos.

El juez Marcello Baptista aceptó la denuncia y ordenó la detención preventiva de los jugadores involucrados, quienes están detenidos en el Complejo Penitenciario de Gericinó hasta tanto el juez no resuelva su liberación. El argumento fue que los jugadores "son deportistas con un porte físico superior al de un hombre medio común y practican un deporte en que el adquieren pleno conocimiento de la fuerza que pueden emplear contra otros".

 162
162

El entrenador del equipo Pablo Di Nisio dijo que "están incomunicados en una cárcel muy peligrosa". Se refería al Complejo Penitenciario de Gericinó, construido en 1987 y con un pésimo prontuario en cuestiones de higiene y salud.