AP 163
AP 163

probó este miércoles dos nuevos misiles balísticos de largo alcance en el marco de las maniobras a gran escala que fueron lanzadas el martes para probar este tipo de armamento pese a las advertencias realizadas por los EEUU. Los proyectiles tenían escrito el mensaje

"Israel debe desaparecer"

en hebreo, una demostración de fuerza de la república islámica durante la visita del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, a Israel.



Jafarí apuntó que estas pruebas, que se desarrollaron en todo el país desde el martes, constituyen "una fuerte y silenciosa respuesta a los intentos inútiles del enemigo de imponer sanciones a Irán" por este motivo.


"La seguridad de Irán es la de nuestros vecinos en la región. Los enemigos de la Revolución deberían estar intimidados por nuestros misiles", dijo.

Particularmente Jafari se refirió al "régimen sionista", como en Irán se conoce a Israel, a quien consideró la mayor amenaza para su país y que debe estar "naturalmente preocupado" por que el alcance de sus misiles "llega más allá de las ciudades de los Territorios Ocupados".

Pese al cruce de advertencias, desde EEUU también se afirmó que este caso no constituye una violación del pacto nuclear alcanzado el año pasado entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Francia, Rusia, Reino Unido, China y Alemania).