Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Sociedad martes 08 de marzo 2016

Delincuentes disfrazados de hinchas robaron $5 millones en electrodómesticos

Ocurrió en Quilmes. Los asaltantes cayeron porque la mercadería tenía rastreador satelital

martes 08 de marzo 201619:39
Crédito: Departamento Judicial Quilmes
Caracterizados como hinchas de fútbol, con la cara pintada de azul y blanco y el clásico gorro "arlequín" en sus cabezas, dos delincuentes hicieron el pasado domingo un boquete en un local de electrodomésticos de Quilmes y se llevaron mercadería por un valor de 5 millones de pesos.

Su accionar quedó registrado por las cámaras de seguridad, que incluso captaron el momento en que uno de los delincuentes pinta el lente de una de ellas con aerosol para que no siga grabando. Sin embargo, los asaltantes no conocían un dato, que finalmente los hizo caer: parte de la mercadería, perteneciente al local de Frávega robado, tenía rastreadores satelitales.

Con esa información, efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires allanaron una vivienda en avenida Oscar Smith al 1600, donde fueron detenidos dos hombres, de 44 y 45 años, uno de ellos sindicado como el cabecilla del grupo, apodado "Polaco". El local del domingo no había sido el único robado por los apresados, que ya venían cometiendo el mismo tipo de delito en otros comercios.
Allanamiento y secuestro electrodomesticos Quilmes

Durante el procedimiento, los policías secuestraron una pistola 9 milímetros, una camioneta Ford EcoSport, pelucas, gorros y otros elementos usados por los sospechosos durante los asaltos. Además, fueron incautados 40 televisores de alta gama, 65 notebooks, 107 tablets, más de 500 teléfonos celulares, 25 cámaras digitales, 20 reproductores DVD y Blue Ray, 150 pendrives, 500 tarjetas de memoria, ocho consolas de juegos, entre otros elementos.


Los detenidos comercializaban la mercadería robada en el mercado negro a un valor inferior al precio de plaza. En el caso interviene la causa la UFI N° 5 del Departamento Judicial Quilmes.

Comentá