Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política martes 08 de marzo 2016

La disputa entre Alfonso Prat-Gay y Rogelio Frigerio por manejar la relación económica con los gobernadores

Carlos Arbía

Por: Carlos Arbía

martes 08 de marzo 201617:24
Crédito:

En la mejora de la relación con los gobernadores justicialistas la estratégica "Direccion Nacional de Relaciones Fiscales con las Provincias", que funciona dentro del Ministerio de Hacienda y Finanzas, pasó a ser uno de los tesoros más preciados del gobierno de Mauricio Macri. Esa direccion es hoy el centro de una disputa entre el ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay y el ministro del Interior y Obras Públicas y Viviendas, Rogelio Frigerio, que quiere que esta pase a depender de su cartera.

Prat-Gay acaba de designar al economista Nadin Argañaraz, titular del IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal), un hombre relacionado con el ex gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota, como asesor en la Unidad Ministro para hacerse cargo de las relaciones fiscales con las provincias y comenzar a trabajar en el armado de una nueva Ley de Coparticipación Federal en la que habría en juego unos 400.000 millones de pesos que el Estado les tendría que devolver a las provincias. "En un momento en que el Gobierno necesita que la mayoría de los gobernadores estén a favor de aprobar el proyecto de ley para emitir bonos y pagarles a los hodouts, quien maneje la relación con los gobernadores ganará mucho poder", dice un economista de una consultora privada que conoce la importancia de esa dirección nacional. En la actualidad esa dirección y la respectiva secretaría están a cargo de la economista Nora Fracarolli, quien reemplazó a Carlos Fernández luego que éste fuera nombrado ministro de Economía por Néstor Kirchner.

Esa Dirección Nacional se encarga de las temáticas fiscales y financieras vinculadas con las jurisdicciones provinciales y municipales. A su vez, realiza la sistematización y análisis de datos sociales, de producción de las provincias y municipios, la elaboración de diversos indicadores de desarrollo y de gestión pública, el estudio de los efectos económico-fiscales de las políticas públicas que pueden afectar el desarrollo de las actividades productivas, el fortalecimiento institucional de los organismos públicos provinciales ligados al quehacer productivo. Es clave para manejar la relación con las provincias y sus gobernadores.

Uno de los economistas que más conocen el funcionamiento es esta área es Frigerio. Este se desempeñó en ese lugar, en 1995, cuando tenía sólo 28 años y Roque Fernández fue ministro de Economía de Carlos Menem. Luego de su paso por la función pública, Frigerio junto al economista Alejandro Caldarelli fundaron la consultora Economia & Regiones especializada en temas provinciales a cargo ahora del economista Diego Giacominni. Por su parte, Prat-Gay quiere a los hombres de su propia tropa manejar el tema fiscal con las provincias y por eso designó a Argañaraz como asesor. Él fue el que nombró a su amigo el ex diputado justicialista Gustavo Marconato como secretario de Hacienda y un hombre que lo acompaña en el Gobierno le habría sugerido el nombre de Argañaraz, quien estuvo a punto de ser el ministro de Economía de Juan Schiaretti.

Frigerio ya habría manifestado frente al jefe de Gabinete Marcos Peña que quiere que esa dirección nacional sea trasladada a su ministerio para mantener una fuerte relación política y económica con los gobernadores. Hay que destacar no solo las funciones fiscales que esa dirección tiene con los gobiernos provinciales sino también el control y la autorización de las emisiones de bonos que las provincias pueden colocar en el mercado local e internacional cuya autorización final depende de la Secretaría de Hacienda.

Por el momento Peña y Frigerio mantienen una seria disputa por el manejo de los fondos del Estado a través de la Secretaría de Hacienda y ambos estarían a favor de la creación de una Oficina de Presupuesto como la que funciona en los Estados Unidos, que dependa directamente de la Presidencia de la Nación. En este caso en particular, de la Jefatura de Gabinete de Peña para manejar el Presupuesto Nacional. Peña sigue muy de cerca los movimientos de Prat- Gay por medio del vicejefe de gabinete, el empresario Mario Quintana, quien ha cumplido un rol fundamental en la negociación con los holdouts acompañando al secretario de Finanzas, Luis Caputo. El próximo round entre Frigerio y Prat-Gay podría venir luego de la reunión del jueves de Mauricio Macri con los gobernadores provinciales en caso que el ministro de Hacienda y Finanzas no sea convocado por Frigerio, el organizador de la reunión.

Comentá