Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Opinión martes 08 de marzo 2016

Colocaciones a tasa en pesos pueden ser el "trade" de los próximos 90 días

Por Germán Fermo


Una vez conocida de la novedad del acuerdo con los holdouts el mercado financiero decidió tomar ganancias. Con la noticia descontada, las posiciones a plazo pueden ser la mejor estrategia

martes 08 de marzo 201614:50
Crédito: iProfesional

Frase muy vieja pero infalible: nadie se hace pobre tomando ganancias... Y mi estómago me cruje diciendo que la misma hoy en día aplica para Argentina. Parecería que el mercado descontó totalmente la excelente noticia que para Argentina significa el acuerdo con los holdouts. En este sentido, desde fines de la semana pasada el mercado local estuvo en clara toma de ganancias motivada por dos razones: a) comprar con el rumor y vender con la noticia, b) el dólar aflojó significativamente y con ello retrocedió el precio en pesos de acciones argentinas.

En este sentido, queda claro que la historia interminable de los holdouts tiene dos dimensiones. La de corto plazo ya está descontada y significa el festejo por parte del mercado que Argentina está ante una inminente despedida de un default que comenzó en diciembre de 2001. La de largo plazo claramente no está descontada y se refiere a las distintas externalidades que cerrar con los holdouts implicarán para el país y podemos resumirlas en dos: a) acceso al crédito en condiciones razonables, b) aumento en la probabilidad de que Argentina deje de ser considerada país frontera, pasaría a emergentes y con ello ocurriría la incorporación de Argentina a índices de EM, generando un boom de demanda para activos argentinos, más sabiendo lo pequeña que es la oferta en este sentido.

Pero todavía no estamos ahí, el largo plazo en Argentina significa también incertidumbre respecto a las medidas que economía tomará en los próximos meses. Por ejemplo, si tanto la nación como las provincias comienzan a emitir deuda en dólares a escala, podemos llegar a saturar a un mercado que con Brasil rindiendo "a lo junk" mirará a Argentina con mucho menos apetito que un año atrás. Recordemos que con el colapso del grupo commodites aumentó en general el spread para emergentes relativo al G13 o en criollo: hoy en un mundo de tasa cero para el G3, muchos bonos emergentes corrigieron hacia arriba sus yields.

En este momento se hace útil dimensionar lo actuado por el Gobierno hasta ahora, lo cual puede resumirse en tres medidas contundentes: liberación del cepo, ajuste de tarifas, salida del default. Estas tres decisiones han generado subas muy importantes en la Bolsa local que para muchos papeles significó retornos en pesos desde inicios del año en más del 30%. Pero todo esto ya está en precios, la pregunta relevante desde ahora para un especulador es qué buena noticia tenemos frente a nosotros para los próximos 90 días y en este sentido no parecería haber ninguna noticia relevante. Es en este entorno en donde a veces hacer la más fácil puede ser la mejor de todas las estrategias: largo en pesos en tasa y hasta el mercado te dé la chance de "hedgear" con futuros y asegurar un muy buen carry en dólares. Only in Argentina, país generoso éste.

El acuerdo con holdouts va a generar un "boom" de demanda por activos argentinos

A pesar de todo lo hecho por el Gobierno en materia económica que ha sido mucho, los próximos meses enfrentarán a la Argentina con varias preguntas estructurales, y por lo tanto de mediano plazo, para las cuales parecería no haber respuestas claras. A modo de ejemplo: a) ¿cómo y para qué se endeudará Argentina?, b) ¿a qué yield podrá endeudarse Argentina, nación y provincias?, c) ¿cuándo viene la recuperación de la economía real?, d) ¿seguirá el Gobierno del actual presidente poniendo en segundo plano al déficit fiscal y la inflación?, e) ¿se viene o no se viene un blanqueo?, f) ¿cuándo tendremos un plan económico integral?, g) ¿qué hará el BCRA con un stock de Lebacs que ya es igual a la base monetaria y crece al 35% anual?, etcétera, y podría seguir con una lista de preguntas las cuales se resumen en un concepto: todavía Argentina parecería no haber articulado un plan económico integral que no dependa de la deuda como exclusiva válvula de ajuste y que a la vez libere al BCRA de esta permanente carga de emisión y esterilización que el déficit genera. Si no hay cambios estructurales, ¿cuánto en realidad estamos cambiando?

Ojalá, en los próximos 90 días comencemos a conocer que además de tres medidas heroicas (cepo, tarifas y holdouts) este Gobierno tiene un plan. Hasta tanto este aspecto no se conozca, no me sorprendería ver a un Merval operando en rangos sin demasiada desesperación pero tampoco sin demasiada euforia. Muchas cosas buenas pueden estar por venir en Argentina a nivel de economía real y mercados financieros, pero no me sorprendería que ahora el mercado respire, tome ganancias y mire un poco de afuera el gran desafío estructural que tendrá el gobierno del presidente Macri, más aún si el BCRA fue exitoso esta vez en tranquilizar al mercado de cambios.


(*) Germán Fermo. Ph.D. in Economics, UCLA, Máster en Economía CEMA. Actualmente se desempeña como Director de MacroFinance y como Director de la Maestría en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.

Comentá