Buscar en Infobae

Playfútbol lunes 07 de marzo 2016

Carlos Tevez habló de su continuidad en Boca y sobre su relación con Guillermo

"El Apache" rompió el silencio y tocó todos los temas. Explicó por qué el equipo de la Ribera juega mal y sobre sus problemas físicos

lunes 07 de marzo 201620:13
Crédito: AP
Ante el mal momento de Boca, que forzó la salida de Rodolfo Arruabarrena como técnico, uno de los más apuntados fue Carlos Tevez. Las flojas actuaciones del "Apache" en los últimos partidos lo llevaron a estar en el centro de los cuestionamientos.

"No estamos pasando por nuestro mejor momento y eso se nota muchísimo adentro de la cancha. Tuvimos un momento de relajación en el que no podíamos ganar ni revertir la situación. Así, se entra en una crisis de presiones que no son futbolísticas y se hace difícil salir", admitió el delantero.

Tevez dijo que Guillermo Barros Schelotto tiene "otro planteo de juego", diferente al de Rodolfo Arruabarrena. "Nos hace que presionemos en toda la cancha y físicamente no estamos preparados", reconoció, al mismo tiempo que aseguró que, ante River, el equipo "pagó el partido de Racing" jugado en la semana porque el plantel "Xeneize" estaba "mal físicamente".

En ese sentido, contó que se ve obligado a abandonar su posición de '9' y bajar "a dar una mano" porque el equipo no logra generar situaciones de gol.

Y, aunque fue tajante al decir que el equipo aún debe "adaptarse" a lo que les pide el nuevo DT, no ocultó su simpatía hacia el Mellizo: "Con Guillermo me llevo muy bien, es un loco lindo".

"Para mí, sería fácil parar cuando las cosas están mal. Tengo una lesión en la rodilla, pero voy a estar dentro de la cancha y que se me critique a mí como se critica a mis compañeros. Cuando las cosas van bien, uno es el ídolo. Cuando al equipo le va mal, hay que poner la cara. Voy a asumir la responsabilidad que tengo como referente del club", planteó en diálogo con "Un buen momento" por radio La Red.

Sobre los rumores que lo rodearon en los últimos días, respecto a su presente personal, la relación con la barra brava de Boca y su posible salida del club, sostuvo: "La familia y los compañeros te hacen llegar las cosas. A uno eso lo va cansando y el pensamiento (de irse) siempre está. Llega un momento en el que uno se pudre. No se plantea muchas cosas, pero yo siempre le pongo el pecho. Por eso no me voy a escapar: yo vine a Boca a tratar de que el club vuelva a su lugar y a ganar muchos campeonatos".

El ex Juventus admitió que se siente triste por el presente de Boca, comentó que le duele que en los últimos tiempos lo hayan tildado de "mala leche" y afirmó que hay "mucha gente" que quiere que al "Xeneize" "le vaya mal".

Sobre la salida de Arruabarrena, expresó: "Yo estoy jugando en una pierna. Para mí, lo más fácil era quedarme en una camilla, si igual en dos fechas lo iban a echar"

También se refirió a la próxima convocatoria de Gerardo Martino para la selección argentina, en la cual no estará su nombre: "Si me convoca bien y, si no, él tendrá sus razones. De la misma manera que no lo llamo cuando me convoca, no lo voy a llamar cuando no me convoca. Si Martino toma la decisión de no llamarme, está muy buen. Uno tiene que respetar lo que el seleccionador dice y lo que es mejor para el equipo en ese momento. No me sorprendería ni me enojaría, seguiría trabajando y buscando la forma para mejorar en Boca y que eso me lleve a la Selección".

Finalmente, sobre su continuidad en Boca, sentenció: "No me arrepiento de haber vuelto. Estoy en el lugar que elegí. El año pasado me fue bien: ganamos los dos campeonatos. Ahora hay que poner el pecho y salir adelante".

Comentá