Buscar en Infobae

Primera lunes 07 de marzo 2016

Tevez: "Guillermo nos pide presionar en toda la cancha y físicamente no estamos preparados"

El "Apache" cuestionó tanto al antiguo como al actual DT. Mientras, recogió el guante por las declaraciones de su representante y la chance de irse: "Uno se pudre de muchas cosas que se dicen". En tanto, sobre la casi segura exclusión de la Selección, destacó que "Martino tendrá sus razones para no llamarme"

lunes 07 de marzo 201619:52
Crédito:
El día después de la igualdad ante River en una nueva edición del Superclásico argentino, Carlos Tevez salió a dar la cara para analizar cada uno de los temas de la actualidad de Boca, que atraviesa una difícil transición con la salida del Vasco Arruabarrena y la asunción inmediata de Guillermo Barros Schelotto. Deslizó cuestionamientos a ambos entrenadores, reveló qué comentarios le molestan y no descartó su salida del país.

En diálogo exclusivo con De Una Otro Buen Momento, programa que se emite por Radio La Red, el ídolo del club explicó algunas dificultades en el paso de la filosofía del antiguo conductor a la del nuevo DT. "El Melli tiene otro planteamiento de juego, nos pide presionar en toda la cancha y físicamente no estamos preparados", encubrió una crítica pesada en su discurso. "En el primer tiempo con Racing lo hicimos bien, después nos caímos y ayer ante River pagamos ese desgaste", continuó.

Sincero y apelando a la autocrítica, el Apache consideró que el flojo presente xeneize se debe a una sumatoria de razones. "Hubo un momento lógico de relajación, hacía muchísimo tiempo que Boca no ganaba nada. Después cuando no podés ganar, entrás en una crisis de presiones que no son futbolísticas. Y después hay muchos chicos que no tienen la experiencia de salir campeón en este equipo", resaltó. "Cuando dije que no éramos el Dream Team, decían que yo abría el paraguas. Pero lo decía en serio. Uno eso lo veía, te lo da la experiencia. Vivo de esto y sabía que al equipo le iba a costar, aunque tiene grandes jugadores", añadió.

Entre tantos rumores que se expandieron en el aire durante los últimos días de la estadía de Arruabarrena en la institución, fue la supuesta decisión de los referentes de quitarle el respaldo. Pero Tevez rechazó aquellas afirmaciones y explicó por qué fueron falsas. "Decían que yo no lo bancaba, pero estaba jugando en una pierna. Esas cosas me molestan. Para mí hubiera sido fácil quedarme en una camilla, y si estoy peleado listo, lo echaban a los dos partidos por lo mal que jugaba el equipo. Y así ganaba yo. Pero mientras la rodilla me deje correr, voy a estar en la cancha. Uno pone la cara en las buenas, pero también en las malas", sepultó las sospechas sobre su compromiso.

Sin embargo, fue su propio representante quien sembró las dudas sobre su futuro en la semana, advirtiendo sobre la necesidad de mimar al delantero para evitar que se incline por la despedida. "A uno le llegan todas las cosas que se dicen. Y a uno lo van cansando. Muchas cosas pudren. Uno se replantea muchas cosas, pero el que me conoce sabe que le pongo el pecho y voy para adelante. Uno no se va a escapar, vine a Boca para poner las cosas en su lugar y ganar muchos campeonatos. El pensamiento de irte siempre está, pero creo que es muy difícil", resumió sus sensaciones.

Desde luego, para que esas ideas merodeen en la mente, tiene que haber motivos. Entonces, Tevez manifestó que "hablan pelotudeces de si soy un jugador malintencionado o no, por las cosas que pasaron con Ham o Unsain. Hacen daño porque tenés a un colega lesionado, con una familia detrás, y molesta. El que sabe de fútbol sabe que es mi manera de jugar, pero no fue intencional. Son cosas del fútbol, que pasan, aunque estamos en una sociedad que critica y busca cosas para hacerte mal".

Tevez, aunque aclaró que "no me arrepiento de volver", inmediatamente se centró en el hincha que ayer recibió con insultos al plantel en el hotel, después de la igualdad en Núñez. "Para mí fue mandado, estoy seguro. Es obvio que en Boca hay muchos intereses. Me saqué la ropa de Boca, di la vuelta y fui a buscarlo, pero ya no estaba. Que venga y me lo diga en la cara, pero estoy seguro que no es hincha de Boca, porque la gente del club no es así", expresó su fastidio.

Para el cierre de la entrevista quedaron sus reflexiones sobre la Selección Nacional, teniendo en cuenta que Gerardo Martino tendría decidido no llamarlo para los choques ante Chile y Bolivia, que se jugarán a fin de mes. "Si me convoca está bien, si no lo hace tendrá sus razones. Nunca lo llamé para preguntarle por qué estoy citado, y tampoco lo haría para preguntarle por qué no estoy. Él tiene que hacer lo que crea conveniente para el equipo. Yo tengo que hacer mi trabajo en Boca para buscar otra chance. Me gustaría jugar la Copa América y las Eliminatorias, pero tengo que estar bien en el club", concluyó.

Ver más:

,

,

Comentá