Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Finanzas y Negocios lunes 07 de marzo 2016

Martín Redrado se reunió con el presidente del Banco de Inglaterra

En el encuentro, el ex presidente del BCRA y Mark Carney coincidieron acerca de la enorme expectativa sobre las posibilidades que brinda Argentina en este renovado proceso de reinserción global

lunes 07 de marzo 201613:44
Crédito: DyN

Invitado a la ciudad de Londres para brindar su visión de America Latina para inversores, el ex presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Martín Redrado se reunió con Mark Carney, presidente del Banco de Inglaterra, con quien intercambiaron opiniones sobre la marcha de la economía mundial. Por su parte, Carney escuchó con atención la descripción que hizo Redrado sobre los eventos recientes de Argentina y se mostró muy interesado en seguir su evolución.

En el mítico despacho de uno de los Bancos Centrales más antiguos del mundo, pasaron revista a los tópicos más importantes de la realidad internacional. Conversaron acerca de China, Brasil, los precios de las materias primas, la salud de la economía americana, el próximo referéndum británico sobre un posible abandono de la Unión Europea, y esencialmente, sobre la Argentina, coyuntura sobre la cual Carney mostró gran interés.

"Argentina es bienvenida en esta nueva etapa siendo un miembro responsable de la economía mundial", expresó la voz monetaria inglesa. A lo que Martín Redrado respondió: "Se está llevando a cabo un camino de reinserción internacional estableciendo diálogos con amplios sectores y actores, cerrando viejos conflictos comerciales y financieros, y otorgándole un renovado profesionalismo a su política exterior. Tenemos una gran oportunidad en este momento de volatilidad global en términos de captar inversiones. El mundo y su vecindario están complicados pero Argentina tiene grandes posibilidades hacia adelante".

Por otro lado, ambos coincidieron sobre China. El proceso de cambio de una economía basada en la producción de bienes hacia otra basada en servicios traerá episodios de volatilidad recurrente, no sólo a su sistema financiero (y el verdadero nivel de riesgo asociado), sino sobre toda la economía mundial. En este punto, concordaron en la importancia de generar predictibilidad cambiaria para evitar que existan devaluaciones competitivas entre los países asiáticos que puedan repercutir en los flujos de capitales hacia mercados emergentes. A su vez, Redrado y Carney analizaron la evolución del precio de las materias primas y coincidieron en la necesidad de diferenciar el comportamiento de las materias primas industriales, más influidas por la economía del gigante asiático; de aquellas agrícolas, más afectadas por la evolución de la demanda mundial en su conjunto.

Asimismo, Carney le aseguró al economista que el próximo referéndum (el "Brexit") a realizarse el próximo 23 de junio tiene dividida a la opinión pública británica, y considera que es el "principal factor de incertidumbre de ese país en el corto plazo".

En tanto, Redrado apeló a su experiencia en el vínculo con Brasil para puntualizar que esta coyuntura "trae más inestabilidad a los mercados regionales, e impacta en mi país por el lado real y cambiario. No obstante, hay que pensarlo como una oportunidad para la reasignación de inversiones de un país a otro. Por ello es muy importante contar con un mensaje consistente sobre hacia dónde quiere ir la Argentina".

Este enorme interés por lo que está ocurriendo en nuestro país y cuáles serán los próximos pasos, es un elemento que se repitió no sólo en la conferencia organizada por el Aspen Institute Italia y Chatham House, a la que Martín Redrado fue invitado a disertar como único representante latinoamericano, sino también en los encuentros bilaterales que le solicitaron bancos de inversión, interesados en colocar fondos en nuestro país.

El ex presidente del BCRA expresó que "la salida del cepo fue un gran comienzo, pero no es suficiente si no se acompaña de más medidas contundentes". Más allá de estos vaivenes atribuibles a un gobierno que da sus primeros pasos "espero que una vez cerrado el capítulo final con los fondos buitres, podamos contar con un plan económico integral, que contemple un objetivo anti inflacionario, un sistema estadístico creíble, un presupuesto con metas cumplibles, y un programa financiero que deje en claro qué necesidades hay que atender".

En síntesis, el mundo está en un momento complicado y, en simultáneo, la Argentina se encuentra en las vísperas de cerrar uno de sus conflictos más importantes de la última década. Esto es, a la vez, un desafío y una oportunidad. Un desafío, porque la volatilidad de los mercados financieros incrementa más aún el reto de las nuevas autoridades económicas para conseguir un abultado nivel de financiamiento y a una tasa razonable. Una oportunidad porque si se asume una estrategia inteligente para que retornen las inversiones privadas estas lo harán. "El mundo nos estaba esperando y si Argentina da señales claras, las inversiones van a venir. Siempre he afirmado que es muy importante balizar el camino, para otorgar mayor predictibilidad y alargar el horizonte inversor. Esto permitirá crear empleo, retomar el crecimiento y mejorar el bienestar de todos los argentinos" concluyó Martin Redrado.

Comentá