Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Economía lunes 07 de marzo 2016

Economistas afirmaron en Diputados que el acuerdo con holdouts permitirá atraer inversiones

Javier González Fraga y Mario Blejer expusieron ante las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas. Massa respaldó la iniciativa oficialista

lunes 07 de marzo 201612:48
Mario Blejer ante los diputados 
Mario Blejer ante los diputados  Crédito: Télam
El Congreso de la Nación empezó a debatir formalmente el viernes el proyecto del oficialismo para normalizar la relación con los acreedores que no ingresaron al canje de deuda y tienen sentencias favorables en la Justicia de los Estados Unidos.

Luego de la presentación de la iniciativa por parte del ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay, este lunes es el turno de varios economistas, entre ellos ex presidentes del Banco Central. Los primeros en aportar su visión sobre el tema ante las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y Finanzas fueron Javier González Fraga y Mario Blejer. Están invitados también Juan Carlos Fábrega, Guillermo Nielsen, y Daniel Marx, entre otros.

Blejer afirmó que "se debe llegar a un acuerdo" y expresó su apoyo a la iniciativa del macrismo para derogar la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano. El economista recordó que en los últimos 15 años "no hemos podido acceder al crédito internacional cuando el crédito estaba barato" y destacó que "esa oportunidad la ganaron nuestros competidores".

"¿Si no tenemos acceso al crédito mundial, cómo hacemos para no perder competitividad? Nos excluimos del mundo en las mejores circunstancias", sentenció el hombre cercano a Daniel Scioli.

Blejer remarcó a los diputados que "el desendeudamiento no es una virtud y el endeudamiento no es un pecado" sino que "todo depende de qué se hace con los recursos". Y sentenció: "Si uno no sabe cómo utilizar la tarjeta de crédito ese es otro problema. No hay inversión sin crédito y así ha sido siempre en la historia".

Sin embargo, admitió que si bien el acuerdo "es bueno para la Argentina, la normalización" crea "un mal antecedente" porque "se convalida una resolución judicial con poco sentido financiero". Pero aclaró: "No tenemos alternativa y en cierta forma hay algunos cambios en el sistema financiero que podrían reducir el tema de los holdouts".

Por su parte, González Fraga también se pronunció "totalmente a favor de terminar con este tema lo antes posible" y resaltó que "alcanzaría solamente por reconocer que vamos a sustituir una deuda que está costando el 11% por otra que cuesta la mitad".

Apuntó, a su vez, que "es muy importante la sustitución de acreedores que vamos a hacer" y subrayó que cerrando un acuerdo "nos vamos a sacar de encima a unos acreedores chantajistas, inescrupulosos, demasiados codiciosos".

Comision de diputados 1920 2 Gonzalez Fraga
Javier González Fraga

Ante una pregunta de Marcos Lavagna (Frente Renovador), González Fraga recordó haber escuchado al padre del diputado, Roberto Lavagna, primer ministro de Economía del gobierno kirchnerista, que "él hubiera levantado rápidamente la Ley Cerrojo" pero no se hizo por "la patoteada del presidente de entonces".

González Fraga admitió que la tasa del 7,5% de interés que se negocia con los holdouts es "una tasa elevada", pero priorizó la necesidad de cerrar un acuerdo para crear las condiciones para que vengan al país inversiones "en telefonía, electricidad, hidrocarburos tal vez antes de fin de año".

El economista Nicolás Dujovne estimó, en respuesta al ex ministro de Economía y actual diputado Axel Kicillof (FPV) que el pago cash a los tenedores de bonos defaulteados "fue para simplificar la negociación" y sostuvo luego que "habría que preguntarse qué pasaría con la inversión si la Argentina siguiente en default indefinidamente".

Al titular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediack, Kicillof le preguntó sobre el crecimiento que tuvo el sector durante el kirchnerismo, pero el dirigente empresario le enrostró que "ahora tenemos más de 40 mil millones de pesos que se nos adeuda y eso empezó aproximadamente en septiembre".

Por su parte, el vicepresidente de ADEBA, Sergio Grinenco, coincidió con quienes lo habían antecedido en la palabra en que es necesario "una normalización del sector público en su financiamiento" y sostuvo que "el acceso a los mercados de capital internacionales va a redundar en forma sumamente positiva en cuanto al crecimiento del financiamiento privado en los próximos años".

Los kirchneristas Carlos "Cuto" Moreno y Carlos Kunkel le preguntaron al ejecutivo del Banco Galicia sobre si el sector registró ganancias en los últimos 13 años, ante lo cual Grinenco recordó primero el costo que para los bancos tuvo la pesificación asimétrica pero luego reconoció que "a partir de 2008, 2009, el sistema empezó a ganar plata después de años de pérdida".

También, el legislador porteño del Partido Obrero (PO) y economista Marcelo Ramal tuvo una visión diferente y apuntó que "este acuerdo sólo aspira a abrir un proceso de sobreendeudamiento cuyo norte es la financiación de deuda existente".

A su turno, el economista Jorge Gaggero, investigador en el CEFID-AR, también fue crítico del acuerdo y aseveró que el gobierno de Mauricio Macri "inicia un tercer ciclo largo de endeudamiento" en el país. Y calculó que la nueva deuda que se generará para pagar a los buitres "va a estimular la fuga estructural del dinero ilegal que nuestro país sufre".

El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi sostuvo que "cualquier acuerdo hubiese sido mejor que soportar los costos de tasas punitorias vergonzosas a la que está sometida nuestra deuda" e indicó que "la tasa impuesta por el juez Thomas Griesa es injusta y es un reloj caro para el país".

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, manifestó que "las tratativas llevadas a cabo por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, el secretario
de Finanzas, Luis Caputo, y sus equipos técnicos han permitido arribar a un arreglo positivo con los acreedores que permitiría a la Argentina salir definitivamente del default en el que cayó hace quince años".

El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, declinó la invitación de la Cámara baja. Quien sí se encuentra en el recinto es su hijo, Marco, quien es vicepresidente segundo de la comisión de Presupuesto y Finanzas. La convocatoria incluye también a Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda, a Guillermo Nielsen y a Daniel Marx, entre otros especialistas en las finanzas internacionales.

El proyecto del oficialismo contempla la derogación de la Ley Cerrojo y de la Ley de Pago Soberano, pasos fundamentales para poder avanzar con el acuerdo negociado en Nueva York entre el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y los holdouts más duros.

Embed

La Argentina tiene una fecha límite para aprobar el proyecto de ley girado por el oficialismo, impuesta por el juez Thomas Griesa, que es el 14 de abril. Sin embargo, parecería que el macrismo ya se aseguró los votos necesarios para avanzar rápidamente con la aprobación de la norma. Por ejemplo, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, adelantó que respaldarán el proyecto.

Ver más:

,

,

,

Comentá