Buscar en Infobae

EEUU domingo 06 de marzo 2016

Hillary Clinton y Bernie Sanders se midieron en un nuevo debate demócrata

Los precandidatos se cruzaron en el séptimo duelo verbal del partido en la ciudad de Michigan, luego de las elecciones primarias celebradas este fin de semana en Luisiana, Kansas, Nebraska y Maine

domingo 06 de marzo 201620:22
Crédito: AFP

La ex secretaria de Estado, Hillary Clinton y el senador por Vermont, Bernie Sanders, se enfrentaron este domingo en un nuevo debate del Partido Demócrata, unas horas después de dividir votos en cuatro estados durante las primarias camino a la nominación para la presidencia de los Estados Unidos.

El encuentro, transmitido por la cadena CNN y CNN En Español, tuvo lugar en el Whiting Auditorium de Flint, en el estado de Michigan. La elección del lugar no es casual, tras el escándalo político desatado por la contaminación del agua potable de esa pequeña ciudad, ya expuesta a inequidades económicas y raciales.

En el inicio de la cita televisiva, ambos candidatos y el resto de los asistentes guardaron un minuto de silencio en homenaje a la ex primera dama, Nancy Reagan, quien falleció este domingo a los 94 años.

Contaminación del agua

Clinton y Sanders señalaron como responsable por el agua contaminada con plomo en la ciudad de Flint al gobernador republicano del estado de Michigan, Rick Snyder, y lo llamaron a renunciar a su cargo. "Debe entender que el abandono de su deber fue irresponsable. Debe renunciar", sancionó el senador por Vermont. Ambos coincidieron además en que "cualquiera que haya sabido lo que estaba pasando y no hizo nada", debería ser despedido.

Bernie-Sanders-1583-2.jpg


Industria automotriz

La ex secretaria de Estado acusó a Sanders de haberse opuesto al plan de rescate de la industria automotriz. El senador por Vermont cargó a su vez contra Clinton, al decir que había apoyado un plan de Wall Street a través del cual "algunos de sus amigos destruyeron otra economía". La demócrata se defendió argumentando que se trataba de una decisión "difícil" pero "necesaria", y aseguró que de lo contrario "la industria del automóvil se habría derrumbado tomando 4 millones de puestos de trabajo con ella".

Export-Import Bank

Clinton y Sanders expresaron su desacuerdo respecto del Export-Import Bank (Ex-Im), una entidad autónoma del Gobierno cuyo objetivo es facilitar el financiamiento de las exportaciones estadounidenses. La ex secretaria de Estado sostuvo que el país norteamericano está en "carrera para las exportaciones" y que, sin esa agencia, la pérdida de puestos de trabajo sería mayor. El senador, por su parte, aseguró que el 75% del dinero recae en las cajas de empresas que externalizan puestos de trabajo en el extranjero.

Hillary-Clinton-1583.jpg


Armamento

Clinton y Sanders discutieron sobre si los fabricantes de armas deberían poder ser acusados en caso de que sus productos se utilizaran para cometer delitos. La candidata a la Casa Blanca calificó como "un terrible error" el hecho de darle inmunidad a los fabricantes y vendedores de armas. Sanders, por su parte, consideró que la posición de Clinton podría "terminar con la fabricación de armas en Estados Unidos". Para finalizar, la ex secretaria de Estado remató: "Usted habla de codicia en las corporaciones. Los fabricantes de armas las venden para hacer tanto dinero como puedan".

Medioambiente y fracking

Cuestionada sobre el fracking -una controvertida técnica de extracción de petróleo y de gas- la ex Secretaria de Estado aseguró que, como Presidente se opondría a la fractura hidráulica, aunque matizó su postura al decir que exigiría que se cumplan con determinadas condiciones relacionadas con la liberación de metano y la contaminación del agua. Sanders se diferenció de la ex secretaria de Estado al dar una contundente respuesta negativa. "Mi respuesta es mucho más corta. No, yo no apoyo a la fractura hidráulica", remató el senador por Vermont.

Bernie-Sanders-Hillary-Clinton-2.jpg


Donald Trump

Respecto de quién sería el mejor preparado para imponerse al puntero de la contienda republicana para las presidenciales de noviembre, Clinton aseguró: "La única que puede ganarle a Trump, soy yo". La ex secretaria señaló además que recibió más votos que cualquier otro candidato de ambos partidos, mientas que Sanders acudió a los sondeos para demostrar que sería un rival "más duro" que la demócrata. El senador recalcó su capacidad a captar el voto de la "clase trabajadora, la gente joven y otros críticos" del actual sistema.


Fe en Dios

Al ser consultado sobre sus creencias religiosas, Sanders dijo estar "muy orgulloso de ser judío" y recordó la historia de sus antepasados, que fueron exterminados en los campos de concentración. Destacó como principio común a todas las religiones la de tratar a otros como uno quisiera ser tratado. Clinton dijo rezar por la gente que conoce y aquellos que pasan por momentos difíciles, y agregó necesitar de "esa fuerza y ese apoyo" que le brinda la fe.

LEA MÁS:

Embed

La ex secretaria de Estado, de 68 años, llegó al séptimo duelo verbal entre los aspirantes demócratas, y al tercero a solas con Sanders, tras un abrumador triunfo el sábado en la primaria de Luisiana (sur) que elevó a 1.121 su cuenta de delegados, casi la mitad de los 2.383 necesarios para lograr la nominación en la convención demócrata de julio.

Pero las victorias del senador de 74 años en los caucus (asambleas electorales) de Kansas, Nebraska y Maine demostraron que su campaña está viva a pesar de sus bajas probabilidades de vencer a Clinton.

Comentarios