AP 163
AP 163

Alarmados por las victorias de Donald Trump en siete estados norteamericanos, los republicanos están desesperados por tumbarlo antes de las primarias del 15 de marzo, la próxima fecha clave, cuando se definan estados como Florida y Ohio por mayoría relativa: quien gane por un voto se llevará allí todos los delegados. Es por eso que salieron a su caza con millones de dólares en anuncios televisivos, según consignó el prestigioso diario norteamericano The New York Times.


El movimiento "Never Trump" (Nunca Trump), liderado por un grupo de ejecutivos corporativos, financistas y estrategas republicanos, ultima esfuerzos para derribar al empresario neoyorquino en un contexto en el que cada vez más líderes conservadores expresan su miedo de que el magnate "corrompa" al partido con un estigma de intolerancia y la imprudencia.


Por ejemplo, el ex candidato presidencial Mitt Romney lo consideró un "farsante, un fraude". "Está jugando al público americano para los tontos", aseguró este jueves en un comunicado en el que considera que los únicos candidatos republicanos serios que quedan en carrera son Marco Rubio, Ted Cruz y John Kasich. Sin embargo, muchos también reconocen que ahora es casi imposible derrotar al multimillonario durante las primarias.